¿Tener una buena vida sexual te hace infiel?

Imagen por LilacHome

Si tienes una vida sexual maravillosa con tu pareja, puede que crea que hay pocas probabilidades de que alguno de los dos se pierda en el camino y meta las patas.  De acuerdo a un estudio publicado en el  Journal of Personality and Social Psychology, es más probable que las parejas que tienen una vida sexual saludable sean infieles que aquellas que no tienen tan buenas dinámicas en la intimidad. Espera, ¿Qué?

De acuerdo con investigadores de Florida State University, las parejas que disfrutan más del sexo tienden a ser menos fieles porque quieren tener sexo con más personas y ceden ante esos deseos.

Llegaron a esta extraña conclusión luego de pedirle a 233 parejas que llevaban más de tres años y medio juntas, que documentaran detalles íntimos de sus relaciones, incluyendo cosas como la satisfacción marital, el compromiso en el largo plazo, si permanecieron fieles y si todavía estaban juntos al final del estudio.

Durante el estudio, se les pidió a los participantes que miraran imágenes de “hombres y mujeres muy atractivos y de aspecto promedio” para determinar la probabilidad de que cada uno de ellos fuera infiel. Los investigadores encontraron que la breve diferencia estaba en cuánto tiempo permanecía alguien mirando las imágenes. Quienes miraban durante más tiempo tenían un 50% más probabilidades de ser infieles. Además, los participantes más comprometidos tenían una tendencia compartida a degradar los aspectos atractivos de los demás cuando se les pedía que evaluaran el aspecto.

Esta investigación parece bastante teórica, ¿verdad? Las personas no son infieles con imágenes. Le llevé los resultados de esta investigación a Sunny Rodgers, psicóloga clínica y embajadora de la American Sexual Health Association, quien está de acuerdo en que la razón de ser de la investigación es cuestionable.

“Concluyeron que las personas que eran más susceptibles a la infidelidad veían imágenes de personas atractivas durante un período de tiempo más prolongado”, dice del estudio. “Siento que esto, por sí solo, no es un buen indicador porque nosotros, como sociedad, estamos entrenados desde una edad temprana para ver anuncios que casi siempre usan modelos muy atractivos”. Explica que en el panorama actual de los medios, es normal quedarse mirando algo más de tiempo para tratar de descubrir el significado subliminal.

·

Las parejas con una buena vida sexual irradian una sensualidad innata, que puede atraer pretendientes.

·

Sin embargo, Rodgers reconoce que las parejas con una buena vida sexual irradian una sensualidad innata, que puede atraer pretendientes y, por supuesto, aumenta la tentación de divertirse fuera de la relación. “¿Qué pasa si una ‘buena vida sexual’ carece de pasión o romance?” pregunta. “Hay muchas otras razones aparte del ‘buen sexo’ para que las personas busquen sexo fuera de su relación”. Por ejemplo, ¿qué pasa si una persona disfruta del buen sexo en su relación, pero lo que quiere es un buen amor? “Creo que cada situación es diferente, y la propensión a la infidelidad no puede basarse en cuánto tiempo los sujetos se quedan viendo una fotografía”, concluye.

La investigación determinó que los jóvenes ( y aquellos que están menos satisfechos en sus relaciones) son más propensos a hacer engañar a su pareja. Advierten que, ahora que las parejas potenciales están siempre en las redes sociales, esta investigación es más relevante que nunca. “Con el advenimiento de las redes sociales y, por lo tanto, la mayor disponibilidad y acceso a parejas alternativas, entender cómo las personas evitan la tentación planteada puede ser más relevante que nunca para comprender las relaciones”, escribieron los investigadores.

Los investigadores encontraron que la apariencia de las parejas también influía en su tendencia a ser infieles. Por ejemplo, se encontró que las mujeres atractivas eran más fieles que las menos atractivas. Pasó lo opuesto con los hombres. Cuanto más atractivo era un hombre, más probable era que fuera infiel.

Curiosamente, una investigación adicional de Victoria Milan, un sitio de citas extramatrimoniales, encontró que los hombres usualmente optan por amantes que encuentran menos atractivas que su pareja. Solo el 30 por ciento de los hombres fueron infieles con mujeres más jóvenes y una cuarta parte encontraron a sus amantes más interesantes o en mejor forma que sus parejas. En su mayor parte, las mujeres siguieron la misma estructura, excepto que el 50% notó que sus amantes se jactaban de tener un físico mejor. En ambos casos, una abrumadora mayoría indicó que la persona con la que estaban engañando los hizo sentir más apreciados que su pareja. La investigación también encontró que las mujeres son generalmente más felices en su relación cuando el hombre es menos atractivo que ellas, ya que se sienten menos inseguras.

“No creo que las amantes sean necesariamente menos atractivas”, comienza diciendo Rodgers. “Creo que un hombre se sentirá naturalmente más agradecido con su elección original. Incluso si su amante es más atractiva en un sentido convencional, en los ojos del hombre, su primera elección siempre será su primera opción. Esa persona siempre poseerá una gran parte de su corazón, y el aspecto de su amante siempre palidecerá en comparación”.

Entonces, ¿qué hemos aprendido aquí, lectores? Esencialmente, hemos aprendido que los estudios sobre por qué una persona infiel es infiel son, en general, redundantes. Totalmente inútiles. Cada estudio contradice al siguiente: “Una vez infiel siempre será infiel” está lejos de ser una generalización precisa, y las parejas que tienen un mejor sexo ciertamente no son más propensas a la infidelidad.

Una cosa que es bastante cierta, sin embargo, es que el engaño no es ético. Pero esta idea está lejos de ser revolucionaria, así que le pedí a Rodgers que me despejara una duda: ¿El sexo o el deseo de una conexión más profunda? ¿Cuál de los dos motiva con más frecuencia a la infidelidad?

“En mi opinión, el mayor motivador para que la gente sea infiel es el deseo”, responde. “Hay algo que es importante para ellos y que no se está cumpliendo en su relación”. Por ejemplo, el que engaña podría ser el compañero sexual dominante en su relación, pero anhela ser sumiso.

“Su relación no los hace sentir apreciados o importantes, o su pareja no les presta suficiente atención (esta es una razón muy común para la infidelidad)”, dice. “He descubierto con mis clientes que el sexo generalmente no es la razón principal por la cual una persona es infiel”.

ENTREVISTA
PLAYBOY

TE PODRÍA INTERESAR

Salvador Dalí

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre 2017  1 de julio de 1964 Aficionado al

En un Jaguar

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre de 2017  El F-PACE es la joya de

RECOMENDADOS

¡Vamos a comer cerdo!

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre de 2017  Desde la comida callejera hasta la

¡Vamos a correr!

Cada año en Colombia se realizan casi 100 carreras en diferentes ciudades del país, incluyendo maratones, medias maratones, carreras recreativas

El poder de la Ayahuasca

La respuesta de Tim fue corta y dulce. “Este es el mejor mensaje que he recibido. Te mando el dato con todo el gusto”, escribió.

FICCIÓN

ÚLTIMOS ARTÍCULOS