“Recuerdos, Amores y Fideos”, una película imperdible

Las culturas de Singapur, China y Japón se fusionan en una película perfecta.

Gracias a los trabajos de Hirokasu Koreeda, reciente ganador de la Palma de Oro en Cannes y de Naomi Kawase (cuya cinta An es un trabajo entrañable y preciosista), el cine japonés está viviendo una espectacular resurrección gracias a magistrales dramas domésticos los cuales, en la mayoría de los casos, incluyen a la comida como un elemento esencial. Ahora es el turno del director Eric Khoo -el director más importante de la actualidad en su nativa Singapur- para unir a estas dos culturas, anteriormente enemigas, por medio del cine y la comida, en una cinta perfecta en todo sentido y con el título de Ramen Teh (en español Recuerdos, Amores y Fideos).

El nombre es producto de la fusión de dos platos orientales: el Ramen japonés y el Bak Kut Teh de Singapur y nos cuenta la historia de Masato (interpretado por el actor, director y modelo japonés Takumi Saitoh), un joven chef que trabaja en un restaurante en compañía de Kazuo (Tsuyoshi Ihara) su padre viudo y su tío Akio (Tetsuya Bessho. Al fallecer su padre, Masato viaja a Singapur para recuperar el contacto con la familia de su madre Mei Lian (Jacqueline Aw). Gracias a Miki, una bloguera de comida (encarnada por la actriz e ídolo juvenil de los 80 Seiko Matsuda), Masato logra encontrar a Wee (Mark Lee), su tío materno y también cocinero, quien le va a enseñar a preparar Bak Kut Teh para llevar el delicioso plato al restaurante que heredó de su padre.

Por medio de flashbacks, se conocerá el origen de la relación entre los padres de Masato, y por medio del personaje de la abuela materna de Masato (Beatrice Chien), el espectador se enterará de los horrores de la invasión japonesa a Singapur y cómo Mei Lan no pudo aceptar la relación de su hija con un japonés.

Recuerdos, Amores y Fideos es un hermoso homenaje a la comida, a las relaciones familiares y un precioso cuento sobre el perdón y la reconciliación. La fotografía de Brian Gothong Tan logra captar los deliciosos platos preparados con amor y dedicación y la dirección de Eric Khoo logra hacer que Ramen Teh no se convierta en un plato empalagoso, sino más bien logra cocinar un delicado manjar con un perfecto equilibro entre sus ingredientes y unos tiempos de cocción ideales.

ENTREVISTA
PLAYBOY

TE PODRÍA INTERESAR

El Tigre no para de rugir
El Tigre no para de rugir

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre de 2017  Luego de una lesión que le

RECOMENDADOS

¡Vamos a comer cerdo!

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre de 2017  Desde la comida callejera hasta la

¡Vamos a correr!

Cada año en Colombia se realizan casi 100 carreras en diferentes ciudades del país, incluyendo maratones, medias maratones, carreras recreativas

Esclavitud humana

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de octubre-noviembre de 2018 Piense en esto: casi todos los productos que usted consume y

FICCIÓN

ÚLTIMOS ARTÍCULOS