No me vuelvo a enamorar: una oda al despecho

Imagen por Pa[r]ca

Decía el pesimista más divo de todo Juárez: “No me vuelvo a enamorar/Totalmente para qué/Si la primera vez que entregué mi corazón/Me equivoqué”. El despecho de Juan Gabriel lo hemos vivido todos, o aquel y aquella que no lo hayan vivido por favor considérense muy privilegiados o dignos de otra especie. Para el resto de los humanos el despecho nos ha definido en algún momento de nuestras vidas y, tal vez por esa experiencia compartida, nos ha unido.

Creaciones Vargas, o Lorenza Vargas, es el cerebro detrás de un homenaje anual a la tusa que toma el nombre de esa canción No me vuelvo a enamorar. Lorenza está metida en el mundo del arte desde hace más de diez años en diferentes proyectos, pero lo que se ha mantenido en este tiempo es la impronta de querer sacar al arte de las galerías y llevarlo a otros espacios y lenguajes.

Con No me vuelvo a enamorar lleva ya ocho años de celebración del despecho y el resultado ha sido más bien productivo: fanzines, posters, fotos, obras de arte plástico, de video y muchas anécdotas han servido para, además de reconocer la importancia de nuestros corazones rotos, acercar el arte para que la gente lo viva en espacios no convencionales.

Por lo general, antes de cada 11 de octubre, Creaciones Vargas abre la convocatoria para que los entusados envíen sus propuestas (el trabajo en red es otra de las características de sus proyectos). Cuando se abre la exposición se presentan a los seleccionados y se hace una inauguración digna de cualquiera que quiera superar un desamor: se canta, se bebe y se celebra el arte y, por supuesto, la tusa.

En PLAYBOY hablamos con ella para diseccionar esto del desamor como motor para el arte y la creación colectiva.

¿Qué es No me vuelvo a enamorar y de dónde nace la idea?

No Me Vuelvo a Enamorar (NMVAE) es un proyecto personal de despecho colectivo. Celebra y habla del amor desde el desamor por medio de las artes plásticas, audiovisuales, karaoke y fiesta.

Es una excusa creativa anual que genera una comunidad en torno al tema, convocando a devotos y personas afines para festejar el despecho en su máxima expresión, desde la creatividad, el brindis y el canto.

El nacimiento de NMVAE se dio en un año crítico para mí por una tusa que rebosó la copa y me llevo a crear la muestra para hacer catarsis por medio del arte. Decidí hacerlo el día de mi cumpleaños porque ese día nazco y muero, es el nuevo año para mí, celebrarlo con amigos que también estaban entusados hizo que fuera una primera gran experiencia, experiencia replicable no solo para nosotros, sino para cualquier persona que se sintiera identificada.

El proyecto lo hace Creaciones Vargas ¿Qué es Creaciones Vargas y qué tiene que ver en todo esto?

Creaciones Vargas es el nombre que le di a mi proyecto de vida. Es una identidad no gubernamental auto gestionada con ánimo e ilusión de lucro. Es una plataforma (gestión cultural, curaduría, diseño, fotografía, dirección de arte y hasta karaoke) de divulgación de eventos de arte contemporáneo con temas específicos que da a conocer la movida cultural actual, artistas emergentes y espacios no convencionales generando puentes intergeneracionales.

Me gusta materializar experiencias personales y familiares a través del arte y la creación, ligándolas a la recuperación de la memoria colectiva para fortalecer la idea de crear una comunidad, generando redes de trabajo en la que los invitados a participar, artistas o no, sean personas afines a estos intereses y que enriquezcan las experiencias, muestras, laboratorios, talleres o actividades con sus quehaceres y conocimientos.

Crédito: Patialegre

¿Cuántas ediciones lleva NMVAE y a quiénes convoca?

Esta al aire desde el 2011, se han celebrado 8 ediciones contando la de este año. Convoca personas entusadas, fanáticas del evento o de la condición de estar despechado, que se la quieren pegar, cantar, festejar. Es un evento público de entrada libre.

La convocatoria se divide en:

* Convocatoria abierta al público (artistas, o creativos) para participar en la muestra de arte con un tema específico.

* Convocatoria cerrada a artistas por medio de invitación de la curaduría.

* Convocatoria a la inauguración: cualquier persona mayor de edad que se sienta afín al tema, que esté despechada, que quiera cantar, brindar y que se la quiera pegar.

 ·

“Nos han metido ese mito de que estar triste es malo. Reivindicar la tristeza como un sentimiento tan auténtico como la felicidad da una libertad de hacer un manifiesto personal y colectivo”

·

¿Por qué crees que esto del despecho atraiga tanto?

Con NMVAE me he dado cuenta que, aunque no lo sabemos todos estamos despechados. El despecho no solo habla del desamor, si no de la carencia que todos tenemos hacía algo, o hacía alguien. Siempre nos hará falta algo y en esa búsqueda de encontrar llega NMVAE para reunir un grupo de personas que hablan el mismo lenguaje, sin pronunciar palabra.

Esa carencia es una tristeza infinita; desde siempre los medios de comunicación y la sociedad nos han metido ese mito de que estar triste es malo y el hecho de reivindicar la tristeza como un sentimiento tan auténtico como la felicidad da una libertad de hacer un manifiesto personal y colectivo realizando una catarsis frente a eso.

Estar triste en la sociedad es difícil, este espacio es un lugar donde la tristeza se encuentra con la felicidad, el más triste, el más desgarrado es el que por medio de su corazón hace una ilustración o un video alusivo a su sentimiento, es el que canta desde las entrañas. Se ha convertido en una excusa de encuentro para romper los estereotipos del amor, del “Y vivieron felices para siempre” o el príncipe o la princesa, dándole paso a una o a unas Helenitas Vargas o a un o unos Big Boys desgarrados por el amor. Es el espacio ideal para gozar el sufrimiento.

  1. ¿Qué conclusiones te quedan cuando termina una nueva versión de NMVAE?

Más de una:

  • Que el karaoke es un medio poderoso para desinhibirse y salir directo de la ducha a la tarima a cantar.
  • Que todos queremos nuestros 15 minutos de fama y eso lo da el evento y el karaoke.
  • Que el despecho es un lenguaje universal, igual de poderoso al amor. Se comparte con amigos y se brinda con desconocidos.
  • Que, aunque no lo sabemos, nos gusta el despecho, esa sensación de desazón, es el empujón para volverse mierda y hacer cosas productivas, como un evento anual que reúne despechados, no despechados e invita a emborracharse con las mil razones que cada uno tiene.
  • Con este proyecto me di cuenta de que quería llevarles el arte a las personas del común y no a los mismos de siempre que van a las mismas exposiciones en las galerías de moda. Es muy diferente ver una obra colgada en una pared blanca a verla en el lugar al que vas a almorzar o a emborracharte. 

***

No me vuelvo a enamorar se expone en las paredes del restaurante La Normanda (Calle 22 #9-22), en Bogotá, hasta el miércoles 24 de octubre.

 

ENTREVISTA
PLAYBOY

TE PODRÍA INTERESAR

RECOMENDADOS

¡Vamos a comer cerdo!

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre de 2017  Desde la comida callejera hasta la

¡Vamos a correr!

Cada año en Colombia se realizan casi 100 carreras en diferentes ciudades del país, incluyendo maratones, medias maratones, carreras recreativas

Esclavitud humana

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de octubre-noviembre de 2018 Piense en esto: casi todos los productos que usted consume y

FICCIÓN

ÚLTIMOS ARTÍCULOS