Memética o la ciencia de los memes

Imagen por Dan Page

Ya es imposible pasar un solo día sin ver un meme, son parte de la cotidianidad, todo el mundo con acceso a internet ha visto uno, hecho uno o por lo menos sabe lo que son. Al menos en cuanto a imagen se refiere. Pero la realidad es que los memes son mucho más que una imagen graciosa, existen miles, con formatos distintos, con imágenes distintas. Al final del día, en esencia, son formas de comunicarse. Y como todo medio de comunicación, tiene toda una ciencia y teoría detrás.

Crease o no, todo tiene que ver con la genética: en un planteamiento un tanto polémico que hiciera en 1976 el científico británico Richard Dawkins, propuso que la evolución se debe a los genes y no a las características de los individuos. Hasta cierto punto podría sentirse que lo que se expresa es similar, u otra versión de la teoría de la selección natural, pero no. ¿Qué son los genes sino información? A esta teoría se la denominó “teoría de la información” (la creatividad, señores) y dio pie para que comenzara a pensarse que cada organismo tiene un centro, un código que rige el funcionamiento de nuestro cuerpo, una programación a seguir. Toda esta información, estos genes de todos los organismos interactúan en el escenario de la biosfera. Y de ahí justamente parte todo el precepto. Dawkins planteaba que el organismo era apenas un recipiente para la replicación de genes, para el movimiento de información. De ahí nace el término meme, en el principio todo es una idea que se reproduce, muta y evoluciona. ¿Suena similar a algo?

Veamos. Cuando nos ponemos a pensar en la manera en la que operamos en nuestra vida diaria, es fácil que terminemos relacionando esta teoría de la información con esos comportamientos comunes. Desde lo más simple a lo más complejo en el mundo, es al final producto de una creación, de una idea. Un elemento cuya vida radica en la interacción y la réplica. Como escribiera el biólogo parisino Jacques Monod: “Las ideas tienen características propias de los organismos. Al igual que estos, tienden a perpetuar su estructura y a replicarse; también pueden fusionar, recombinar y segregar su contenido, y por supuesto, evolucionan […]. Las ideas tienen un poder expansivo, son ‘infecciosas’, unas más que otras”. Ahora, ¿les suena el término “viral”?

¿Qué tal el Ice Bucket Challenge de hace unos años, el Manequin Challenge y más recientemente el Kiki Challenge y el Dele Ali challenge? Todo eso son memes virales, ideas que todo el mundo replica.

De manera más abstracta también están los memes más populares del último año, que en su concepción tienen un formato determinado y cuyo uso ya asignamos por defecto. El novio distraído, Dice mi mamá, y por supuesto se escapan millones; de los viejos, de los nuevos, de los potenciales.

 

 

Dentro de este modelo, la biósfera en la que se mueve la información es la cultura humana, el lenguaje es su medio de transmisión y la mente es su espacio de desarrollo, como si se tratara de una semilla que se siembra y a medida que evoluciona da frutos. Así es el meme, un elemento que dentro de la cultura se propaga de una mente a otra, que siempre tiene la intención de obtener atención, de seguir evolucionando.

·

 La palabra ‘Meme’ por sí misma se convirtió en un vocablo común en Internet. La conciencia de los memes encontró su lugar de gestación y de difusión.

·

Cualquier forma de idea es un meme, en el sentido de que se replica y evoluciona; pero más allá de eso, el meme como lo conocemos y entendemos es la máxima expresión de esta fórmula. Tiene la intención de comunicar una idea que se viralice. Son una manera de relacionarse con el entorno y hacer de él una construcción propia y breve.

Es un poquito raro que todo esto fuera planteado hace tanto tiempo, cuando lo que entendemos culturalmente como meme pareciera ser un producto propio de la era de las redes sociales y el internet. Cuando Dawkins escribió en 1976 que “Nuestros cerebros son las computadoras donde viven los memes”, apenas esbozó la idea de las computadoras en red y lo que esto supondría para el acervo de ideas. De hecho, Internet no sólo provee a los memes de un medio rico para nutrirse con cultura; también le da alas a la idea de los memes. La palabra ‘Meme’ por sí misma se convirtió en un vocablo común en Internet. La conciencia de los memes encontró su lugar de gestación y de difusión.

En este entorno, tratándose de un espacio de réplica, los memes son muy diferentes de los genes, los que, si se habla en un sentido biológico estricto, se replican con una fidelidad cercana a la perfección, mientras los memes son abstractos, intangibles e inconmensurables, y casi nunca se copian con exactitud; al fin y al cabo, su medio abre espacio a la interpretación, y se convierte en una suerte de teléfono roto.

Un meme es una idea que puede evolucionar y que es tremendamente viral y propagable. Un meme no es sólo un dibujito, puede ser un vídeo, una foto, un collage, una melodía, etc. Un meme normalmente no se crea, si no que surge. Muchos de los memes han surgido a partir de mutaciones de otros memes o a partir de cosas que nunca pensaríamos que pudieran convertirse en un meme, como un vídeo o un cuadro.  Los memes son una de las riquezas de la Internet 2.0 y se propagan brutalmente entre todos los usuarios. Es importante siempre mantener su origen y de dónde se han sacado, para mantener un punto de perspectiva.

Chiste o no, hacen parte de la cultura de hoy y más que cualquier cosa son una herramienta poderosa de comunicación que desde el origen de su palabra nos está hablando de información y réplica de la misma. Entenderlos, conocerlos y verlos es un ejercicio, no solo entretenido desde el ocio, sino interesante desde el estudio y la curiosidad misma. Portales como 9GAG, Know Your Meme, Jaidefinichon y más se dedican a recopilar e incluso estudiar memes de todo tipo. Van más allá de los medios tradicionales y su evolución nos dice mucho más sobre los imaginarios sociales de lo que nos alcanzamos a imaginar con la simple imagen.

En este momento podríamos decir que no hay nada más representativo de la interpretación y las diferentes capas de los productos culturales que un meme, su poder para transmitir algo. Su influencia permea temas de todo tipo, desde cotidianos a políticos, su influencia, evolución e hipermedialidad son un reflejo claro de los entornos en los que surgen y lo que se puede aprender de ellos.

ENTREVISTA
PLAYBOY

TE PODRÍA INTERESAR

Tom Petty
20 preguntas: Tom Petty

P1 Diste una dura batalla en los medios para que tu disco Hard Promises costara menos de U$8.98, ¿cuánto va

2017 Playmate Review

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de febrero de 2018 Escoger la Playmate de 2018 entre

RECOMENDADOS

¡Vamos a comer cerdo!

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre de 2017  Desde la comida callejera hasta la

¡Vamos a correr!

Cada año en Colombia se realizan casi 100 carreras en diferentes ciudades del país, incluyendo maratones, medias maratones, carreras recreativas

Esclavitud humana

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de octubre-noviembre de 2018 Piense en esto: casi todos los productos que usted consume y

FICCIÓN

ÚLTIMOS ARTÍCULOS