Los ‘amigos con derechos’ rara vez funcionan

La  pregunta es, ¿por qué nos empeñamos en mantener este tipo de relaciones?
Imagen por kevin,Chen

Por el momento, es un hecho bastante cierto que estar en una situación de amigos con derechos es algo complicado. Ambas personas llegan buscando satisfacción carnal sin ataduras, pero lo que normalmente pasa es que uno de los dos se siente frustrado cuando inevitablemente empieza a sentir más de la cuenta. Pero, ¿y si te dijera que realmente hay una ciencia para llevar a buen término una relación saludable de amigos con derechos? Según una investigación publicada en Archives of Sexual Behavior hay una vía.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores reclutaron a 171 adultos jóvenes que habían tenido relaciones de este tipo en el último año. Revisaron lo bien ajustados que estaban las dos personas y lo satisfechos que estaban con su vida sexual. Y aquí está el truco: luego cada encuestado tuvo que calificar afirmaciones que medían cuán comprometido estaba cada uno con el otro.

Los resultados determinaron que los adultos jóvenes que “actuaban” más como una pareja, es decir, que habían hecho sacrificios para proteger la relación y no buscar a otros, estaban muy satisfechos. Del mismo modo, aquellos que estaban menos comprometidos estaban menos satisfechos con su vida sexual.

Lo que sugiere esta investigación es que, para garantizar que una relación de amigos con derechos ande sin problemas debes tratarla como una relación real. El problema es que el objetivo de estas relaciones es no estar atados por el compromiso o los sacrificios. Sin ataduras, ¿recuerdas?

“Los resultados sugieren que es importante que los adultos jóvenes sean conscientes del compromiso cuando entran en estas relaciones”, dice el estudio. “El hecho de que la satisfacción asociada al sacrificio parezca ser vital en las relaciones de amigos con derechos, sugiere que los adultos jóvenes deben ser conscientes de la inversión que tienen que hacer en estas relaciones”.

Estudios anteriores sobre este mismo tema han revelado que del 25 al 40 por ciento de los adultos jóvenes en estas situaciones esperan que se conviertan en algo más serio. Eso muestra el hecho insuperable de que estos acuerdos tienen motivos ocultos. De hecho, el 20 por ciento de las relaciones de amigos con derechos se oficializan.

Pero si las cosas no terminan como pasa en las películas no significa que la amistad haya terminado. En 2015, Archives of Sexual Behavior publicó un documento en el que se descubrió que las personas en estas relaciones pueden continuar la amistad una vez se corte el tema de los “beneficios”, pero esto es indispensable. Para que sigan siendo amigos ambos tendrían que comprometerse primero con la amistad, dejando el sexo en segundo plano. Si bien el estudio descubrió que la mitad de las personas siguen siendo amigos después de que la relación se disuelve, una abrumadora mayoría de aquellos que sí lo fueron aún mantienen una “intimidad basada en la amistad”, un término que supongo que significa arruncharse.

No conozco a muchos hombres que dejarían planes con sus amigos para ir a abrazar a una mujer un viernes, pero la investigación sugiere que las mujeres anhelan la intimidad más que el sexo en estos escenarios. Un estudio realizado por la compañía de juguetes sexuales Lovehoney revisó las vidas sexuales de 1.600 personas y descubrió que las mujeres están más involucradas en relaciones de “amigovios” que los hombres. Los resultados mostraron que el 50 por ciento de las mujeres habían tenido de uno a tres amigovios, en comparación con solo el 41 por ciento de los hombres. La investigación también encontró que las mujeres prefieren que las relaciones sean más cortas en comparación con los hombres, con una duración de entre tres a seis meses. Los hombres, sin embargo, prefieren que las suyas duren mucho más, alrededor de los dos años.

“Los acuerdos para tener sexo casual parecen funcionar particularmente bien para las mujeres que extrañan la intimidad cuando están solteras, pero prefieren dormir con alguien con quien están familiarizadas”, dijo un portavoz de Lovehoney sobre los resultados. Después de todo, es más fácil dormir con alguien una vez que ya se ha establecido confianza. Normalmente, el sexo es mejor. Entonces, aunque la mayoría de las relaciones de amigos con derechos están condenadas desde el principio, para algunas personas -un grupo raro de personas- las cosas funcionan; o bien los dos comienzan a salir o se acaban las cosas amistosamente.

Dado que las relaciones de amigos con derechos son tan comunes ahora, especialmente entre los adultos jóvenes que no quieren comprometerse con nada, ¿puede que estos escenarios no sean necesariamente un reemplazo de las relaciones románticas, sino un tipo diferente de compromiso? Tal vez son simplemente “una forma diferente de salir”, contraria a la idea de “no estamos saliendo”. Algo para considerar la próxima vez que decidas ser “solo amigos” con la última persona que te gustó.

ENTREVISTA
PLAYBOY

TE PODRÍA INTERESAR

¡Vamos a comer cerdo!

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre de 2017  Desde la comida callejera hasta la

RECOMENDADOS

¡Vamos a comer cerdo!

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre de 2017  Desde la comida callejera hasta la

¡Vamos a correr!

Cada año en Colombia se realizan casi 100 carreras en diferentes ciudades del país, incluyendo maratones, medias maratones, carreras recreativas

FICCIÓN

ÚLTIMOS ARTÍCULOS