Libros y adaptaciones: Una relación de amor y odio

Imagen por Mitucami Mituca

Para nadie es un secreto que muchas de las películas que vemos en el año son adaptaciones de otros contenidos. Bien sean cómics o libros, muchas de las grandes franquicias cinematográficas le deben su éxito a best sellers de la literatura. Harry Potter, Crepúsculo, 50 sombras de Grey, Los juegos del hambre, El señor de los anillos, Las crónicas de Narnia, Jurassic World, entre muchísimas otras hacen parte de la lista de libros que saltaron a la gran pantalla para dar rostro a los personajes en miles de páginas.

La magia del cine no excluye ningún mundo y a medida que la tecnología ha ido avanzando, incluso mundos de realidad virtual llenos de las fantasías de la cultura pop, como en Ready Player One se han hecho posibles. Pequeños estudios como Lionsgate se han hecho grandes debido a estas películas.

Pero incluso con toda la fuerza de estas enormes productoras y las legiones de fans ansiosos por ver sus mundos favoritos en la gran pantalla, el universo de las adaptaciones ha visto grandes metidas de pata y desastres de tales proporciones que todo el que aprecie el material original, incluso sus autores, elige ignorar que la adaptación vio alguna vez la luz del día.

Sabemos que hay muchas adaptaciones de distintos géneros literarios que apestaron como el caso de El gran Gatsby en su versión más reciente con Leonardo DiCaprio, que a pesar de la gran interpretación del protagonista, la película dejó a muchos con un mal sabor. Pero ya que en los últimos años el material adaptado de libros de fantasías y distopías juveniles ha sido el tema de conversación, hoy en Playboy te traemos algunas adaptaciones recientes de este género que fallaron tanto que ahora ignoramos que existieran.

  • Hermosas criaturas

En 2013 salió la adaptación al cine del primer libro de la Saga de las dieciséis lunas escrita por Kami García y Margaret Stohl conformada por cuatro libros. Esta era un historia de antiguos dramas familiares y un mundo oculto en un pueblo en el que nunca nada pasaba, una historia de amor prohibido, y mundos paralelos. Los libros están llenos de encanto y personajes memorables, sin embargo su adaptación protagonizada por Alice Englert y Alden Ehrenreich convirtió la trama en un enredo de pataletas entre brujos y romance tipo instalove, sobreactuado y enfermizo.

  • La Torre Oscura

Stephen King es uno de los favoritos de Hollywood, su catálogo de obras es amplio,y cubre todos los géneros desde la fantasía al terror. Con una obra tan extensa, vienen legiones de fanáticos igual de grandes. Pero eso no significa que todo lo que escriba King sea oro. La adaptación de La torre oscura del año pasado contaba con pesos pesados de la industria como Idris Elba y Matthew Mcconaughey en los papeles principales para darle vida a una historia de fantasía en la que el universo entero estaba en juego. Sin embargo, todos los efectos especiales y escenas de acción no lograron que la cinta alcanzara a ser más que regular.

  • Eragon

Los libros de Christopher Paolini no solo obtuvieron la atención del mundo por la corta edad de su autor o por la historia de su publicación, el mundo que retrataba la tetralogía de fantasía incluía magia, dragones, reyes déspotas y venganzas. Sin embargo la película de 2006 en el fatal intento de ahorrar tiempo y ser fantástica escatimó en recursos, cambió la apariencia de muchísimos personajes y se preocupó poco o nada por ser fiel al material original. Y claro, se trataba de una fantasía, pero aún así no puedes esperar ser un jinete de dragón novato, escapar de criaturas místicas que quieren destruirte y salir sin un solo rasguño y perfectamente peinado de la experiencia.

  • Leal (trilogía Divergente)

El mundo vio el éxito arrollador de Los juegos del hambre, los libros de distopías juveniles volaban de los estantes en las librerías y todo el mundo estaba buscando el siguiente gran éxito de este género literario. La trilogía Divergente de Veronica Roth llegó para darnos justo eso, en poco tiempo la historia amasó un grupo de fans envidiable y encontró protagonistas perfectos para llevar su historia al cine. Aunque la primera e incluso la segunda entrega de la película nos mostraron el mundo que habíamos leído, la omisión de cosas que en los libros parecían solo detalles y la ambición de seguir los pasos de materiales como Harry Potter, Crepúsculo y Los juegos del hambre, para los cuales dividir su última entrega en dos partes había funcionado a la perfección, le jugó en contra a la historia que centraba toda su fuerza en la importancia de la valentía. A la penúltima entrega, Leal, le fue tan mal que Ascendente la que se suponía que sería la épica conclusión de la saga fue cancelada. Su protagonista Shailene Woodley se negó a que la última parte se emitiera por televisión y no hubo nada más que decir sobre esta historia.

  • Percy Jackson

Si se hiciera un pastel con las peores adaptaciones de la historia del cine, las películas de Percy Jackson sería la cereza en la cima de ese pastel. De entre todas las pésimas adaptaciones que el mundo ha visto esta fue por mucho la peor. La saga de libros del

autor Rick Riordan siguen la historia de Percy, un semidios hijo de Poseidón, señor de los mares. En cinco libros de la primera saga, Percy se ve envuelto en aventuras en las que debe enfrentarse a míticos monstruos de la mitología griega en una misión por detener al titán Cronos y evitar que destrone a los dioses olímpicos. Cuando salió el primer libro en 2005, la crítica habló de esta saga como “el nuevo Harry Potter” y a la larga le fue tan bien que aún hoy después de 13 años el autor ha creado un universo propio y extenso con libros hablando de mitología, griega, romana, egipcia, nórdica e incluso ha sacado su propio sello editorial para promover la publicación de obras que hablen de las distintas historias ancestrales del mundo.

Pero las películas son algo de lo que no hablamos. Percy se suponía que debía tener 12 años en la primera entrega, y aunque nadie nunca se quejara de que Logan Lerman aparezca en pantalla, jamás habría resultado convincente decir que tenía 12 años. Este pequeño problema dañó toda la continuidad de la trama. Inicialmente se había firmado un contrato para sacar tres películas de la saga de libros, solo salieron dos y rogamos porque no salga la tercera. El tema con las películas es tan dramático que hasta la fecha si cometes el error de mencionarle al autor algo referente a ellas en twitter, corres el riesgo de que te bloquee.

***

Lo cierto es que adaptar una historia que en su contenido original ya ha encantado a millones de personas en el mundo nunca es una tarea sencilla y aunque tengamos toda la tecnología del mundo, incluir cada detalle de un libro de 400 páginas en dos horas de película nunca será una posibilidad.

Ya nos hemos decepcionado con muchas películas, pero también tenemos esperanza por otras que vienen. Si Hollywood puede tomar la misma película y rehacerla una y otra vez, nadie nos dice no van a tomar una de estas historias y hacer algo mejor que en el primer intento, casos se han visto. Mientras el cine siga existiendo se necesitarán historias que contar y los libros son una fuente inagotable de ellas.

ENTREVISTA
PLAYBOY

TE PODRÍA INTERESAR

RECOMENDADOS

¡Vamos a correr!

Cada año en Colombia se realizan casi 100 carreras en diferentes ciudades del país, incluyendo maratones, medias maratones, carreras recreativas

FICCIÓN

ÚLTIMOS ARTÍCULOS