La vida de viaje de Dan Gamboa

Aunque los viajes sean su pasión, afirma con total seguridad que viajar no es sinónimo de renunciar.
Imagen por Dan Gamboa

Dan Gamboa tiene 30 años, es cucuteño, arquitecto, fotógrafo y ha recorrido 52 países “con pasaporte colombiano y sin haber renunciado a ningún trabajo”, como le gusta aclarar. Su vida de viaje tiene alrededor de 15 mil espectadores en Instagram y más de 26 mil en Twitter, además de sus seguidores en Facebook y YouTube. Combina las redes sociales con su profesión haciendo videos y fotografías de arquitectura y de los lugares que ha recorrido en los últimos 10 años alrededor del mundo.

En marzo de 2018 Dan se ganó el concurso Skycity Challenge en Changsa, China, para diseñar uno de los 17 espacios públicos que tendrá el edificio J57, un rascacielos de 200 metros de altura, con 57 pisos, que se construyó en 19 días.

Hablar de los viajeros como héroes en este momento de la historia suena trillado, y en parte lo es porque las facilidades del mundo contemporáneo hacen que viajar sea cada vez más sencillo y accesible. Sin embargo, los últimos años nos han puesto ante un panorama en el que el viaje se ha vuelto casi una imposición si se quiere mostrar éxito en la vida.

“Renuncia a tu trabajo y dedícate a recorrer el mundo”, parecen gritarnos las redes sociales, que sin duda juegan un papel fundamental en este boom de los viajes. Pero, si bien moverse por el mundo es más barato ahora que hace un par de décadas, lo cierto es que sigue siendo un lujo al que no todos pueden acceder. ¿Qué hacer si ves esa foto de tus compañeros de universidad en Tailandia y el bolsillo no da ni para ir al balneario más cercano? Dan encontró una solución desde que empezó a viajar: no hay que renunciar para ser un trotamundos. Dan viaja y trabaja, y trabaja duro. Aunque tal vez no todos podamos adaptar nuestras profesiones a ese estilo de vida, su historia va más allá de querer ser inspiradora y se convierte en un buen consejo para los que quieren, así sea un poco, seguirle los pasos.

***

¿Desde cuándo empezaste a viajar?

Empecé a viajar fuera del país hace 10 años, aunque ya desde niño, y como cualquier otro infante, me gustaba salir con mi familia a recorrer y explorar. Siempre veía en fascículos y en las postales de mi papá lugares fantásticos que quería conocer algún día. Mi primer viaje fuera del país (así como muchos que vendrían) no fue por motivos turísticos y eso es lo que me marcó desde el primer momento. Había sido seleccionado para presentar una ponencia académica en El Salvador y fue así como pude estrenar pasaporte. Digo que me marcó porque desde ese viaje y hasta el son de hoy, tengo la necesidad de crear y compartir.

¿Qué recomendaciones le darías quienes quieren hacer algo similar con su vida?

Viajar es una actividad como cualquier otra, como lo puede ser hacer deporte, leer, ser voluntario, etcétera, y como tal, podría recomendarla. Eso sí, si tiene las ganas y le gusta, pues bien pueda, si se hace de forma responsable, claro está. No puedo decir que viajar va a “cambiar la vida”,  porque hay gente a la que no le gusta viajar, pero en mi caso, me ha abierto las puertas y me siento muy feliz de poderlo realizar.

Beijing, China. 3:30 p. m. / Changsa, China, 8:40 p. m.

¿Estás de acuerdo con que existe ahora la necesidad de viajar como imposición social? ¿Cuál es tu opinión sobre esto?

Ahora viajar es muy fácil y es fascinante poder hacerlo. Sin embargo, ha caído en un nuevo círculo vicioso entre frustración y deseo. Es como si todo te empujara a creer que existen necesidades para satisfacer y que allá afuera hay soluciones mágicas para los problemas de la vida y una de estas es viajar.

Esto no es nuevo, principalmente es una idea que ha venido creciendo en los últimos años, pero ha detonado con las redes sociales: de repente, viajar te hace mejor persona, más culto, más feliz, etc., sin ahondar en las variables que afectan a un viajero, variables tan comunes y corrientes como las que pasamos en el día a día. Hemos llegado al punto de ver como la idea de “renunciar y viajar por el mundo” pasó de ser inspiración, a casi una postura psicológica, en extremo insostenible. Sí, puede que tu idea de mundo sea que todos renuncien a su trabajo y sean libres de su “zona de confort” pero al final, alguien tiene que pilotear ese avión que te lleva a Bali.

¿Qué dificultades tiene este estilo de vida?

Pues como cualquier otra tiene las dificultades que podría tener en un espacio laboral, solamente que con diferentes condiciones. Un nómada puede sufrir de ansiedad, insomnio, depresión, cansancio, stress, pérdida/ganancia de peso sin control, en fin. Evidentemente no vendrían de los mismos entornos que vendrían del trabajo de oficina en un lugar establecido, pero es innegable que muchos podemos padecer en algún momento cierto nivel de dificultades. Mi estilo de vida, por ejemplo, dista mucho de vacacionar.

¿Dónde está tu hogar?

Es mi mamá. Puedo estar con ella en cualquier lugar y me siento en casa.

¿Qué destino le recomendarías a alguien que vive en Colombia y quiere salir del país por primera vez?

Pues esto depende del gusto de cada quién. Sin embargo, casi siempre acierto con México, me parece tremendo destino latinoamericano que vale la pena conocer.

Palawan, Filipinas, 4:00 p. m. Meteora, Grecia. 8:25 p. m.

¿Cómo se planea un viaje?

Teniendo muy en cuenta el propósito, el presupuesto y, sobre todo, el nivel de sacrificio que estamos dispuestos a enfrentar. Un viaje planeado va de la mano de estas variables, para que sea una aventura llevadera. Siempre que me preguntan cómo planear un viaje, pregunto qué es lo que quiere ver, cuánto va a gastar y qué está dispuesto a sacrificar.

¿Cuál es tu destino favorito? ¿O cuáles?

Me encanta México, me encanta el Eje Cafetero, me encanta una buena arepa ocañera. Hay muchos, aunque trato de no repetir porque me gusta disfrutar el dónde estoy que extrañar el donde estuve. Pero uno tiene esos gustos favoritos.

¿Cuál es tu destino soñado?

El próximo.

ENTREVISTA
PLAYBOY

TE PODRÍA INTERESAR

Filosofía Play Boy
La Filosofía Playboy

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre 2017  Hace 63 años mi padre publicó el primer

El Tigre no para de rugir
El Tigre no para de rugir

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre de 2017  Luego de una lesión que le

RECOMENDADOS

¡Vamos a comer cerdo!

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre de 2017  Desde la comida callejera hasta la

¡Vamos a correr!

Cada año en Colombia se realizan casi 100 carreras en diferentes ciudades del país, incluyendo maratones, medias maratones, carreras recreativas

Esclavitud humana

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de octubre-noviembre de 2018 Piense en esto: casi todos los productos que usted consume y

FICCIÓN

ÚLTIMOS ARTÍCULOS