Alejandra Alonso se toma su tiempo

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de octubre-noviembre de 2018

Mitad colombiana, mitad española, Alejandra reparte su afecto entre ambos países. Su lugar favorito en el mundo es su casa. Ahí encuentra la paz y la comodidad en su forma más auténtica. Eso sí, si le tocara escoger una ciudad para vivir elegiría a Madrid por cosmopolita y por la buena comida.

El yoga es más que un hobby para ella, tanto que junto a su mamá tienen un gimnasio de pilates y yoga en Armenia. Viajar, escribir y acompañar todo eso con rock hacen parte de las cosas que más disfruta en su vida. The Rolling Stones, Janis Joplin, U2 y Pink Floyd son los infaltables en su banda sonora, aunque “la salsita” no queda descartada.

A Alejandra la conquista el respeto, por eso espera que un hombre se lo tome muy en serio. El humor negro y el amor por los viajes la enamoran de una pareja, pero, sobre todo, de alguien que sepa gozarse la vida.

Esta vez Alejandra se internó en una casita en el árbol, en la tranquilidad del bosque, para disfrutar de la mejor compañía: la de sí misma.

Aunque estudió comunicación social y periodismo, ahora es empresaria en el mundo de la moda. Sin embargo, esto no la ha alejado de lo digital, así que, si con estas fotos queda antojado de ver más, la encontrará fácilmente en sus redes sociales.

Fotografías por: Melissa Cartagena

Producción por: Bibiana Quintana y Julie Cuello

Maquillaje y peinado por: Katerina Martina

Joyas de Laura Dávila. Lencería de Dulce Menta

Spectrum

Los colores del arcoíris nunca han sido tan vibrantes como en la piel de la modelo australiana Gabby Brooks

Leer más »

Galerías Recomendadas