Fotografías sensuales en redes sociales

Imagen por Oneinchpunch

Urban Dictionary define una Thirst trap como: una fotografía sexy o un mensaje coqueto publicado en redes sociales con la intención de hacer que otras personas profesen públicamente su atracción hacia el /la que lo publica. En la era de Instagram (IG), las Thirst traps han entrado en el léxico cultural y se han convertido en una parte inevitable de la forma en la que los milenials forman relaciones interpersonales en línea. La cultura de las Thirst traps está específicamente orientada a plataformas como IG y Snapchat, mientras que se considera inapropiada en Facebook (demasiado familiar) y Twitter (demasiados compañeros de trabajo).

Las Thirst traps incluso nos recuerdan el porqué muchos de nosotros estamos en esas plataformas: para seguir personas atractivas y, con suerte, ser considerados atractivos por otros. En un estudio sobre las redes sociales y los celos de 2015, los psicólogos examinaron los patrones y motivos detrás de los movimientos en línea de los adultos en redes sociales. Concluyeron los motivos para usar ciertas plataformas y sus hallazgos revelaron que: Snapchat se usa más para encontrar nuevos “intereses amorosos” y para coquetear, mientras que Facebook se usa para “mantenerse en contacto con amigos y familia”.

Cuando Snapchat se lanzó por primera vez, todos asumieron que era principalmente para enviar fotografías íntimas, pues las fotos que la gente enviaba desaparecían rápidamente. Agregar la característica de “historia” no solo cambió la forma en la que nos comunicamos con nuestros amigos, sino que también nos presentamos como vloggers de Youtube: publicamos fotos y videos de lo que estamos haciendo. La característica de historia también se convirtió en un espacio donde la persona de la que quieres llamar su atención podría estar mirando, y cuando no lo hacen, al menos yo, me decepciono un poco. Este juego de la espera existía en Facebook con el Poke que afortunadamente, ha sido reemplazado por el Me gusta en Instagram y Twitter.

·

Cuando la persona que nos gusta no ve nuestra historia o no le da me gusta a nuestras Thirst traps, los esfuerzos parecen inútiles.

·

Hace mucho tiempo, cuando MSN era algo que la gente usaba, mis amigas y yo nos reíamos mientras veíamos a una de nuestras amigas conectarse y desconectarse varias veces para llamar la atención de un chico del colegio. Hoy en día, solo necesito hacer clic en la pestaña siguiente para ver quién está activo en Instagram, o puedo espiar a alguien a ver si ha estado activo en Twitter. Recientemente, Instagram introdujo un estado de actividad en una actualización, lo que hace que las Thirst traps sean más fáciles, y si no fuera por el algoritmo de Instagram serían más eficientes. (En mi humilde opinión, este es uno de los argumentos más fuertes para traer de vuelta las publicaciones en orden cronológico, pero estoy divagando).

La esperanza de publicar una Thirst trap es obtener una respuesta sin tener que decir nada primero, ya sea para llamar la atención de un ex o para ser admirada por alguien que conociste la noche anterior y ahora te está siguiendo en IG. En la era de la búsqueda de la popularidad, es genial actuar como si fueras indiferente a la atención de las personas. El capital social es sucio y la atención es una forma de capital, por tanto, es sucio también. Se espera que aguantemos y existamos voluntariamente por los caprichos de las fuerzas del universo, y de muchas maneras, las Thirst traps refuerzan esto. Buscar atención por parte de los hombres se considera intrínsecamente inmoral para las mujeres, especialmente cuando una gran cantidad de publicaciones de este tipo pueden hacer que un perfil de Instagram se vuelva famoso. Las Instagramers que tienen más de 40.000 seguidores normalmente se asocian con tés para adelgazar y fajas. Y en su mayor parte, incluso las publicaciones que incluyen estos productos, tienden a generar respuestas por parte de hombres. Las Thirst traps son literalmente dinero líquido en estos casos.

Cuando la persona que nos gusta no ve nuestra historia o le da me gusta a nuestras Thirst traps, los esfuerzos parecen inútiles, la atención de todos los demás se siente vacía. Ninguna cantidad de “me gusta” o comentarios llenará el vacío de poner esa cantidad de esfuerzo para una persona que, al menos para mí, no se da cuenta de que le estoy enviando señales. Muchos han tratado de analizar la lógica, o el arte detrás de las Thirst traps, y al preguntar a las personas que creen que es una Thirst trap, aprendí que el tiempo importa. La hora en la que se publica es el aspecto más importante de una Thirst trap, porque si quiero atención de la persona que me gusta, quiero estar segura de que esté en línea.

·

Las selfies en brasier y short se convierten en objeto de condena moral, en un objeto de ridiculización, pero también de deseo.

· 

Quizá el miedo al rechazo nos haya convertido en estos cyborgs seductores muy sensuales en las redes sociales, pero no tanto en la vida real. Las reacciones instantáneas alimentan nuestra confianza y ego. Los juegos que jugamos para llamar la atención de los demás pueden ser divertidos, pero hay algo retorcido en publicar una Thirst trap a pesar de que tu ex todavía te sigue en todas tus redes sociales. Si quieres llamar la atención de alguien, ya sea un ex o un nuevo interés amoroso, parece mucho más fácil simplemente enviar un mensaje y arriesgarte a ser rechazada o rechazado.

Las burlas sobre las Thirst traps se han convertido en otra forma de avergonzar a las personas, sobre todo mujeres, que aceptan y capitalizan su sexualidad. Las selfies en brasier y short se convierten en una condena moral, en objeto de ridiculización, pero también de deseo. Debe ser que las sirenas de Instagram están empeñadas en la destrucción y corrupción de los hombres, las Evas que precipitan la caída de Adán con cada like, condenándonos a la Tierra y a las infusiones para adelgazar. Al llamarlas “trampas”, estamos asumiendo el engaño y la mala intención por parte de la persona que publica, en lugar de reconocer la celebración del cuerpo femenino que son estas selfies. Voto porque dejemos de llamarlas trampas, son más bien placeres. Incluso la audiencia involuntaria experimenta un deleite visual.

ENTREVISTA
PLAYBOY

TE PODRÍA INTERESAR

Salvador Dalí

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre 2017  1 de julio de 1964 Aficionado al

RECOMENDADOS

¡Vamos a comer cerdo!

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre de 2017  Desde la comida callejera hasta la

¡Vamos a correr!

Cada año en Colombia se realizan casi 100 carreras en diferentes ciudades del país, incluyendo maratones, medias maratones, carreras recreativas

El poder de la Ayahuasca

La respuesta de Tim fue corta y dulce. “Este es el mejor mensaje que he recibido. Te mando el dato con todo el gusto”, escribió.

FICCIÓN

ÚLTIMOS ARTÍCULOS