Facebook y su última batalla para seguir siendo relevante: las citas

Imagen por Iaroslava Daragan

Facebook se ha convertido en esa persona fastidiosa de la clase que siempre siente la necesidad de superarte en cualquier oportunidad porque no soporta la idea de que alguien más se convierta en el centro de atención. Algunos de ustedes ya habrán escuchado que el gigante de las redes sociales, que continúa monopolizando el espacio digital, anunció recientemente que integrará un servicio de citas a su plataforma, una nueva función dentro de la cantidad de funciones que ya ofrece.

Mark Zuckerberg reveló la noticia a principios del mes durante la conferencia F8, donde afirmó que el servicio de Facebook será “para construir lazos y relaciones reales a largo plazo, no solo para pasar el rato una noche”. El CEO de Facebook también señaló que esta nueva aplicación se construyó a partir de la “privacidad y seguridad desde el principio”. La gente no encontrará a sus amigos de Facebook en la aplicación de citas, solamente hará match con otras personas que no sean sus amigas en la red social, dijo Zuckerberg.

Uno se puede imaginar a los CEOs de aplicaciones como Tinder escuchando estas noticias y diciendo “¡qué putas, Mark!” especialmente después de darse cuenta de que la noticia de la nueva aplicación de Facebook hizo que las acciones de la empresa tuvieran subieran, pero eso no fue del todo así. Según informes, la empresa matriz de Tinder: Match Group, vio sus acciones desplomarse en un 21% después de que Zuckerberg hiciera el anuncio, sin embargo, muy a pesar de eso, Elie Seidman el CEO de la compañía dijo que no se está volviendo loco. “Facebook se va a encontrar en un espacio muy competitivo”, lo que tiene sentido considerando que ya hay muchas aplicaciones y sitios web que prometen “lazos genuinos y para toda la vida”.

“Facebook tiene muchas cosas en qué pensar. Nosotros, por otra parte, tenemos el beneficio de pensar en una sola cosa, todo el día, todos los días”. Seidman se aseguró de notar que de la misma manera en que tienen un público objetivo distinto (conexiones informales vs. relaciones significativas), Tinder no confía en la publicidad o en aplicaciones de terceros para generar un flujo de ingresos. “No manejamos datos complejos. Tampoco los vendemos”, dijo.

Pero incluso a mí, que soy una simple usuaria, y una bastante habitual de Facebook, que también es soltera y está activa en portales de citas, me da un poco de comezón la noticia porque ¿es realmente necesario? ¿Realmente necesitamos otra aplicación de citas? Ya hay un sinnúmero de plataformas, páginas y aplicaciones que ofrecen nichos diferentes (y muy específicos, estoy hablando de ti: FarmersOnly.com) para encontrar pareja. Y mientras que algunos simplemente quieren algo de un rato, más prometen lo mismo: una relación real. Créeme, lo sé porque me he metido en más de la mitad de esos sitios. Hemos llegado a un punto en el que cualquier cosa que te de la oportunidad de hacer una conexión con alguien en línea se convierte en una aplicación de citas. Tengo mensajes en LinkedIn de hombres cuyas solicitudes para “conectarse” conmigo no tienen nada que ver con trabajo o negocios.

Es extraño que Facebook ofrezca un servicio de citas ahora: 14 años después de que se creara, cuando “conectarse con alguien” fue siempre el motivo para su creación

Al principio, y hay que admitirlo, las aplicaciones para encontrar pareja eran emocionantes y divertidas, incluso ayudaban a subir el ego. Pero después de tiempo, luego de indeterminados mensajes superficiales que casi nunca se convierten en relaciones reales (o incluso salidas de una noche si es el caso), hemos aprendido algunas cosas:

  1. Muchas personas que se meten a las aplicaciones de citas y demás en realidad no quieren una relación. Solo quieren que alguien envíe mensajes y les preste atención.
  2. Reemplazar la interacción cara-a-cara por una pantalla –al tratar de formar conexiones reales y genuinas– resulta siendo un obstáculo. Disminuye nuestra capacidad para crear conexiones significativas.
  3. Se vuelve muchísimo más difícil para alguien invertir tiempo, energía o esfuerzo en una persona, cuando se le proporcionan una gran cantidad de opciones.

Ahora, eso no significa que encontrar una conexión sincera a través de la web sea algo imposible. Tengo muchos amigos que han entablado relaciones serias a través del que ahora es competidor de Facebook: Bumble. Pero la verdad es que la noticia del servicio de citas suena un poco desesperado, especialmente después de que la gente se enojara con Facebook después de enterarse de que dio los datos de unos 87 millones de usuarios sin su permiso. Es como si a penas hubieran visto el #DeleteFacebook vinieran corrieron a decir: “¡Esperen, esperen! ¡También podemos ayudarte a encontrar el amor de tu vida, no te vayas!”

La sola idea de cómo sería una cita a través de Facebook parece incluso un poco trágica. Como The Late Show ilustró perfectamente, las citas ya no se tratarían de conocer a la persona en la vida real, saltaríamos a cosas como “¿Qué tal estuvo tu viaje al Cabo en el 2014?”, preguntas que se responderían con un “sí vi en tu publicación”.

También es un poco extraño que Facebook ofrezca un servicio de citas ahora: 14 años después de que se creara, cuando “conectarse con alguien” fue siempre el motivo para su creación. Para aquellos que no recuerdan (o que nunca vieron The Social Network), Zuckerberg primero se hizo conocido por crear un sitio llamado FaceMash, donde publicó fotos de estudiantes de Harvard para que la comunidad los calificara según su aspecto.

Cuando recibió un rechazo colectivo por lo que hizo, porque ser desagradable y grosero, creó Facebook. Pero los matices de encontrar personas para hacer pareja nunca se fueron realmente, lo que plantea la siguiente pregunta: ¿Facebook no ha sido siempre una aplicación de citas? Puedes ver las fotos, los amigos en común, la ubicación de esa persona, su edad, sus intereses, sus me gusta, su educación, su información laboral, e incluso, podemos saber el estado de sus relaciones: soltero, casado, es complicado y así… Incluso ese último punto se ha convertido en un momento crucial en las relaciones a la hora de definir su nivel de compromiso, con la tormentosa pregunta del ¿qué somos? Hoy en día, sabemos que algo va en serio o se convierte en algo exclusivo por que cambian su estado en Facebook.

Ni siquiera vamos a hablar de los “toques”, los “saludos”, y los “abrazos” que se pueden mandar en Facebook.

Si Facebook quiere entrar en el mercado de las citas –más de lo que ya lo ha hecho– de una manera innovadora, puede hacerlo que sin tener el respaldo de aplicaciones que ya existen desde hace años.

Pero no entrego mis ideas de forma gratuita, así que Zuckerberg: llámame.

ENTREVISTA
PLAYBOY

TE PODRÍA INTERESAR

Salvador Dalí

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre 2017  1 de julio de 1964 Aficionado al

RECOMENDADOS

¡Vamos a comer cerdo!

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre de 2017  Desde la comida callejera hasta la

¡Vamos a correr!

Cada año en Colombia se realizan casi 100 carreras en diferentes ciudades del país, incluyendo maratones, medias maratones, carreras recreativas

FICCIÓN

ÚLTIMOS ARTÍCULOS