Elon Musk no va a mandar a Yusaku Maezawa a la luna

Imagen por Chris Carlson/AP/Shutterstock

Elon Musk reveló recientemente su último proyecto raro, enviar a un civil a la luna en su nuevo cohete (que todavía no se ha construído pero se presume que será gigantesco) para el año 2023. En una conferencia de prensa la semana pasada, Musk anunció su decisión de enviar al japonés magnate de la industria textil y compañero billonario Yusaku Maezawa (quien ha sido descrito como un “niño pesadilla corporativo”) como el primer turista espacial de SpaceX.

Puede parecer que Musk se ha estado enfrentando a la inminente destrucción por un tiempo, y sin importar lo que Neil deGrasse Tyson diga de Musk—específicamente ser “la mejor cosa que hemos tenido desde Thomas Edison”—el magnate de la tecnología tiene una larga historia de fallas, sin lugar a dudas, épicas (sin incluir vestirse como el libertino revolucionario francés Marquis de Sade y posar junto a un cartel enmarcado que deletrea "LIBERTAD" en sílabas descendentes). Dicho esto, tengo curiosidad de saber por qué cualquier persona en el planeta tierra, o en la Estación Espacial Internacional podría tener un poco de fe en alguien que, una y otra vez, ha prometido mil cosas sin llegar a entregar el producto final. ¿Dónde está el Loop de The Boring Company, Elon? Me encantaría viajar a Los Ángeles en menos de 10 minutos y llegar a LAX pagando solo $1.00. Tal vez debería centrarse en un proyecto a la vez.

Si crees que estoy siendo cruel, demos un paseo por el pasado ¿si? Tras haber sido abruptamente removido como CEO de Paypal, Musk viajó a Rusia en el 2002 en un intento por conseguir cohetes, solo para ser rechazado luego de que los cosmonautas se refirieron a él como un “niñito” y se negaran a venderle un solo cohete a pesar de la oferta de 21 millones USD que les hizo Musk. Todo debería haber terminado ahí, pero no fue así. Construyó sus propios cohetes. En 2006 después de tres lanzamientos fallidos, finalmente logró lanzar exitosamente un cohete en dirección al espacio. El cohete se perdió en el espacio después del vuelo y explotó. Esto sucedió de nuevo un año después, y nuevamente en 2008, mientras SpaceX y Tesla se acercaban a la bancarrota.

Avancemos la cinta unos años hasta 2014 cuando las baterías del Tesla Model S también comenzaron a explotar, como si Musk tuviera el toque de Midas ... pero para explosiones. Luego, un cuarto cohete explotó en 2015. Y un quinto en 2016. Un sexto (The Merlin) entró en erupción bajo prueba el año pasado. ¿HOLA? Incluso si hubiera 16 lanzamientos exitosos en 2017, no ha pasado ni un año desde que uno de los cohetes de Musk se rompió en pedazos durante las pruebas.

Más allá de los negocios, también está la supuesta y extraña historia épica de Azaelia Banks siendo "rehén" en la mansión de Musk, y sus tweets sobre tener fondos asegurados para mantener a Tesla como una compañía privada (que, añadiendo combustible al fuego, fue desacreditado por la misma Azaelia Banks) lo han sumergido en aguas profundas con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos. ¿Y quién podría olvidar la acusación infundada de pedofilia de Musk contra el salvador y buceador británico, Vernon Unsworth, después de que su propio mini submarino no pudo salvar el día?

Entonces, de nuevo, ¿por qué Maezawa confiaría en un Musk errático—que no es astrofísico, astrónomo o cosmólogo— para que lanzarlo al espacio con un grupo de artistas? ¿Y por qué mierda Maezawa traería a un grupo de artistas con él? ¿Piensa que esto será divertido? ¿Fácil? Estoy seguro de que los participantes, independientemente de quiénes resulten ser, no tendrán idea de en qué se están metiendo en el enorme cohete de 5-10 mil millones USD (también conocido como Big Falcon Rocket). A pesar de que Maezawa compró todos los asientos por un monto no revelado, es posible que si pasa tiempo investigando los viajes espaciales (como los dos últimos días), decida que no quiere hacer el viaje.

· 

Los astronautas no orbitan alrededor de la Tierra para ir a pasarla genial. Van al espacio para observar, estudiar e informar. Es un trabajo.

·

Por otra parte, Maezawa es más o menos el Elon Musk japonés, conocido por ser cualquier cosa menos reacio al riesgo. Con casi 43 años, cuatro años menor que Elon, Maezawa es el fundador del popular minorista de moda en línea Zozotown, con un valor de casi $3 mil millones USD. El decimoctavo hombre más rico de Japón está obsesionado con el arte, y es (como muchos multimillonarios) completamente imprudente con el dinero. Por ejemplo, en 2017 compró una pieza de Jean-Michel Basquiat por la impresionante cifra de 110.5 millones USD. Sus otras obsesiones más notorias incluyen a Coco Chanel y Michael Jackson. Maezawa también fue el baterista de una banda punk llamada Switch Style, y actuó bajo el nombre “You X Suck”, lo que explica su nombre de usuario de Twitter, en caso de que te lo estuvieras preguntando. Y se pone mucho, muchísimo, peor.

Ten a la mano una bolsa en la que puedas vomitar e inspira profundamente porque no estás listo para saber lo que sigue: El proyecto espacial soñado de Maezawa, ahora es una realidad con la ayuda de Musk y ha sido llamado “#dearmoon”. Sí, con el hashtag. Por el propio Maezawa. Lo sé, a mí también me causa un poco de asco. Y el lunes, durante este gran anuncio de #dearmoon realizado por Maezawa y Musk, el multimillonario japonés afirmó que no puede ir solo porque sería solitario (sin joder) y que “no le gusta estar solo”. Aunque estoy seguro de que el espacio es solitario, este es un hombre de 42 años que, admitiendo que no puede estar solo, ha tomado la decisión de viajar al lugar más alejado del planeta Tierra, LA LUNA, y ha comprado todos los asientos disponibles en el BFR a pesar de que ningún artista o famoso se ha ofrecido a hacer el viaje. Maezawa terminó su discurso pidiendo a los asistentes que se unieran a él, diciendo “Por favor, di que sí, si quieres saber de mí”.

La cuestión es que el espacio no es divertido. El punto de ir al espacio no es divertirse. No entiendo el “turismo espacial”. Los astronautas no orbitan alrededor de la Tierra para ir a pasarla genial. Van al espacio para observar, estudiar e informar. Es un trabajo. Es como en Stand By Me cuando se dan cuenta de que no se están divirtiendo tratando de encontrar a un niño muerto y Gordie dice: “Vamos a ver a un niño muerto, tal vez no sea una fiesta”. ¡El espacio es el niño muerto! ¡No hay fiestas en el espacio! Y una vez que has cruzado la Línea Karman (esa es la línea que divide el espacio del cielo normal que miramos desde nuestras casas), unos 2 minutos y 30 segundos después del lanzamiento, no hay vuelta atrás. Están en camino a la luna, mis amigos artistas. Al menos en Stand By Me podrían haber dicho “a la mierda” y volver a casa en cualquier momento.

Los viajes espaciales requieren entrenamiento y resultados impecables en ese entrenamiento, y aquellos que no tienen experiencia (ya que Maezawa compró CADA asiento a bordo del BFR), sin la ayuda de profesionales calificados, están en un peligro infinito. El espacio es aterrador. Los astronautas viven con miedo constante, y no solo cuando están flotando en gravedad cero fuera de sus lanzaderas. Existe la amenaza constante de micrometeoritos, meteoros y toneladas de rocas gigantescas que se precipitan en todas direcciones a la velocidad del rayo. ¿Por qué los trajes espaciales se ven así? Porque nada es cómodo en el espacio. Las temperaturas oscilan entre -129 ° C y -157 ° C, y ambas cosas pueden matarte, bien sea hirviendo tus fluidos corporales o congelándolos en cuestión de minutos.

¿Crees que el espacio es divertido por esas fotos que hay en los libros en las que los astronautas intentan cepillarse los dientes mientras la crema dental flota en el aire? Bueno, pues no es divertido. Y no solo porque la crema de dientes flote cuando no hay gravedad. El espacio literalmente te hace trizas el cuerpo. Cuando estás en el espacio tu presión arterial aumenta y se te hincha la cara debido a que la sangre, en lugar de bombear contra la fuerza de la gravedad en la tierra y hacia sus pies (normal), circula hacia el pecho y la cabeza (anormal). Debido a la presión alrededor del nervio óptico, la vista también empeora. También tienes que esforzarte para mantener tus músculos moviéndose, porque no tienen gravedad a la cual resistirse, y se deterioran. Y rápido. La tendinitis surge cuando no hay gravedad. También comienza a acumularse grasa.

 ·

Ah, y si creen que van a estar follando en la Luna, piénsenlo de nuevo. No se puede tener una erección en el espacio.

·

La gravedad también te hace crecer y encogerte. Los astronautas tienden a crecer unos dos centímetros cuando se encuentran en órbita, lo que sería genial si la falta de gravedad no estuviera literalmente dividiendo tus vértebras (anormal). ¿Y adivina qué? Cuando vuelves a casa y lidias con la gravedad, vuelves a tu tamaño normal, y debes pasar meses en terapia física para rehabilitar los músculos, los huesos y las articulaciones. Esto le provoca a los astronautas horribles dolores de espalda, en el espacio y en la tierra, durante años. Además, tus huesos se desintegran en el espacio. Aparentemente, si un astronauta no se dedica a ejercitar mientras está en el espacio, puede perder casi el 12% de su densidad ósea, y según la NASA, puede o no reaparecer cuando vuelva a tocar tierra, incluso después de la rehabilitación, que es obligatoria para cualquier viajero espacial. Los astronautas generalmente tienen que terminar un programa de 45 días al aterrizar para reparar la fuerza ósea y muscular que se disipó durante el viaje espacial.

El sitio web de la NASA dice: “Los equipos de expedición seleccionados para una estancia a bordo de la estación espacial son cuidadosamente elegidos, capacitados y respaldados para asegurarse de que puedan trabajar efectivamente como equipo durante seis meses”,lo que me lleva a preguntarme ¿quién podría creer que con solo querer ir al espacio está capacitado para hacerlo? No es coincidencia que la NASA declare esto en la sección “Aislamiento/Confinamiento” de su sitio web, que detalla los problemas de comportamiento observados en los astronautas, incluyendo falta de sueño, depresión, fatiga causada por aburrimiento, deterioro cognitivo y hostilidad, la mayoría de los cuales pueden ser causados, no solo por estar preso en una nave espacial, sino por la falta de alimentos frescos, nutrición decente, luz solar, espacio (del tipo personal) y deficiencia de vitaminas. (Por cierto, la comida en el espacio está liofilizada, deshidratada o termoestabilizada. Mmm...delicioso.)

Y, obviamente, “mientras más confinados y aislados estén los seres humanos, más probabilidades habrá de que desarrollen trastornos conductuales o cognitivos y trastornos psiquiátricos”. Duh. Los ruidos fuertes en el espacio también causan pérdida de audición, dañando permanentemente los oídos de los astronautas. Debes lidiar con la cinetosis persistente, lo que te obliga a soportar vómitos de forma regular. Y debido a que el inodoro que todos comparten está, literalmente, en medio de la cabina, todo el cohete supuestamente huele a mierda. Mira, los astronautas usan pañales. Por favor, imagina a un grupo de artistas de renombre mundial accediendo a esto después de haberlo estudiado a fondo.

También tienes que soportar dolencias constantes, porque tu inmunidad es menor en el espacio, incluidos los problemas sinusales continuos. Las narices no gotean en el espacio, debido a la gravedad cero, se tapan. Y si te enfermas de forma moderada o incluso violenta en el espacio, no es como si hubiera un médico a bordo o cerca. Al carajo, puede que ni siquiera haya uno en la ISS. Si tienes una infección por hongos, lidias con el picor, si tienes amigdalitis estreptocócica, te la aguantas, si sufres un ataque cardíaco, mueres.

También existe el peligro de la radiación en el espacio, que se mide en mSv (milisievert). En la Tierra, el nivel de radiación en mSv es de un 2.4, habitable (por ahora), y se necesita al menos 100mSv para provocar un cáncer. Para darte una idea de cuán mortal puede ser un viaje a la luna para cualquiera, y no solo para los peligrosamente inexpertos, la Estación Espacial Internacional tiene 80 veces la cantidad de radiación que en la Tierra, a 200 mSv. Ve más allá—al espacio profundo—y encontrarás índices de 600mSv. Para determinar en qué punto te encontrarías en el espacio profundo, la luna se encuentra a 402.336 kilómetros de distancia de la Tierra, mientras que ISS está a solo 402 kilómetros. ¡Realmente te hace pensar en tus células y tejidos corporales y en que el ADN se rompa por la radiación que causa el cáncer! No, gracias.

Ah, y si creen que van a estar follando en la Luna, piénsenlo de nuevo. No se puede tener una erección en el espacio. ¿Recuerdas lo que dije acerca de la sangre circulando hacia tu cabeza y no a tus pies? Si tienes vagina, tampoco te mojas ni te excitas en el espacio, por la misma razón. No hay sangre allí abajo, amigos. Todo está frío, polvoriento y seco. Las hormonas también se vuelven locas, sin importar el sexo, la testosterona tiende a caer de forma radical en los hombres. Además, debido a todas las dificultades musculares, de circulación y de densidad ósea, incluso la idea de sexo podría sonar extenuante.

¿Qué más? No hay lavadoras en el espacio, y las duchas son pocas y distantes. Los astronautas tienen que usar la misma ropa durante días (incluso cuando hacen ejercicio durante horas al día) y luego tirar esa ropa por otra nueva, en un horario predeterminado. Un hecho muy poco conocido sobre la vida espacial y lo que puede significar para el cuerpo humano, es que las plantas de los pies no se utilizan en absoluto y se vuelven, como lo expresa Tim Peake en su libro Ask an Astronaut: My Guide to Life in Space, “muy suaves y lisas como las de un bebé recién nacido”. Si bien esto suena como algo genial, Peake dice que “la piel dura y muerta que se acumula en las plantas de los pies comienza a desprenderse”, y si no se quitan cuidadosamente los calcetines, la piel muerta comienza a flotar por la cabina. También se dice que los astronautas, desarrollan abrasiones en el empeine, que finalmente se convierten en lo que llaman “pies de lagarto”.

Y luego usar el baño: el momento que todos hemos estado esperando, que Peake también detalla en su libro: si quieres orinar en el espacio, tienes que colocar un embudo sobre tus genitales que succione. Si quieres sentarte y cagar en el espacio, te sientas en un inodoro, y tienes que AMARRAR TUS PIES y abrochar correas alrededor de los muslos, completando con una barra de metal que se apunta en el regazo (como en un paseo en un parque de diversiones). El inodoro usa aire en lugar de agua para “limpiar” las heces, debido a la gravedad, duh. Luego, el aire utilizado para enjuagar tu mierda en el inodoro espacial se filtra y se redistribuye nuevamente en la cabina en la que vives. EN SERIO. Las heces humanas se comprimen para secar toda la humedad y, de hecho, se mantienen a bordo, sin duda contribuyendo al penetrante hedor a mierda de los transbordadores espaciales que mencioné anteriormente. La orina, la expulsan al espacio. La ponen afuera y se va flotando.

Entonces, ¿cómo van a sobrevivir estos artistas y su compañero multimillonario en un lugar en el que es totalmente antinatural vivir? El año pasado, la NASA aumentó los requisitos para su proceso de contratación, destacando en su Tumblr los requisitos básicos: una licenciatura de una buena escuela de ciencias, tecnología, ingeniería o matemáticas (la variedad STEM), al menos tres años de experiencia relacionada (todos sabemos que eso significa 300), o alternativamente 1,000 horas de “tiempo de piloto al mando en un avión a reacción”.

Además de eso, la NASA no solo está buscando habilidades técnicas, sino también una inteligencia emocional extremadamente alta, como dije antes, el aislamiento genera muchos problemas de salud mental. Quieren habilidades de liderazgo sólidas, así como la capacidad de trabajar en equipo. Es por eso que esto nunca sucederá. Por ejemplo, por favor, solo lean este relato de un hombre que fue rechazado 14 veces antes de finalmente convertirse en astronauta y díganme que cualquiera que Maezawa elija (tal vez le pida ayuda a los fantasmas de Basquiat, Michael Jackson y Coco Chanel) podría, en sus sueños más salvajes, ser remotamente adecuado para viajes espaciales en 2023.

Este es un sueño imposible, como el mini submarino y el Loop, y es irresponsable e impredecible. Musk es un hombre empeñado en demostrar su valía para el mundo y en enviar a las personas al espacio a pesar de lo que se le ha aconsejado y sin un protocolo convencional. En lugar de lanzar otro cohete al espacio solo para que explote, podría donar esos 10 mil millones a tantas obras de caridad que existen en nuestro planeta ahora, donde todos caminamos y vivimos y miramos las estrellas todas las noches, puede que sea mejor buscar una manera de demostrar que vale la pena vivir en este planeta. Porque como lo veo ahora, probablemente debería irse con el maldito cohete. Lo siento mucho Maezawa, pero te están vendiendo una fantasía. Y aunque el sueño del turismo espacial puede parecer cercano al cielo, es más parecido al infierno.

ENTREVISTA
PLAYBOY

TE PODRÍA INTERESAR

RECOMENDADOS

¡Vamos a comer cerdo!

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre de 2017  Desde la comida callejera hasta la

¡Vamos a correr!

Cada año en Colombia se realizan casi 100 carreras en diferentes ciudades del país, incluyendo maratones, medias maratones, carreras recreativas

FICCIÓN

ÚLTIMOS ARTÍCULOS