El arte de invocar un orgasmo

Imagen por Sarah Maxwell

“La energía sexual es natural, fácilmente accesible e increíblemente poderosa”, escribe Skye Alexander en la introducción de su libro Magia sexual para principiantes. Sin embargo, aunque ella dice desde el principio que el libro no trata de revivir la magia en tu vida amorosa o de obtener “más satisfacción en tus experiencias íntimas”, es probable que ambas cosas pasen al poner en practica la magia sexual.

Alexander es la autora de muchos libros, incluyendo Magia sexual para principiantes y Brujería moderna de hechizos de amor. Ella tuvo la amabilidad de hablar con este ingenuo escritor con curiosidad por la magia y esto me contó: “Alimentas tu intención con ese poder creativo que estás generando durante el sexo, y eso ayuda a agregar algo de picante a tu hechizo”. Aunque debemos admitir que el sexo ordinario y mundano puede ser bueno, la magia sexual aumenta el placer. Dado que tu enfoque e intención son muy fuertes al practicar la magia sexual, y porque la idea es alargar la excitación en lugar de correr para cruzar la meta, “para muchas personas, será una experiencia más satisfactoria y emocionante”.

Después de leer sobre algunos rituales de magia sexual, le pregunté a Alexander si hay algo mágico en el proceso mismo de la preparación para un encuentro sexual de este tipo. Me contó sobre ella y su primer “compañero mágico”. “Podríamos planearlo con una semana de anticipación. Y cada día que va llegando, es un tiempo de preparación. Así que tienes una semana entera de juego previo”.

Quizás haya algo mágico en el proceso mismo de preparación para un encuentro. “La magia sexual es una práctica en la que la unión sexual se utiliza para aumentar el poder mágico de ambos, donde los miembros están trabajando juntos para un objetivo particular”, dice Kami, el instructor principal de la Escuela de magia y misticismo. “Esto puede ser increíblemente poderoso, especialmente si los miembros del grupo se enfocan uno en el otro, ayudándose mutuamente a aumentar su poder, y cada persona está dirigiendo esa energía hacia el trabajo en cuestión (casi como un grupo de baile representando una obra de arte)”.

Cuando le pregunté a Kami si había alguna preocupación ética sobre el uso de la magia sexual, respondió: “Si una bruja está haciendo magia sexual para beneficio personal y para satisfacer sus propios deseos sin respeto por su(s) pareja(s), entonces básicamente está usando la energía de la otra persona y está practicando una forma de vampirismo sexual, no magia”.

·

Los hechizos de amor funcionan mejor para atraer el sexo que el amor. A menos de que tú mismo estés abierto al amor, ningún hechizo lo traerá a tu vida. Sin embargo, puede traerte mucha diversión.

 ·

“Haz lo que quieras” es el infame decreto de “La Bestia”, Aleister Crowley, quien es la figura más reconocible asociada con la magia sexual. Por cierto, la gente está de acuerdo en que fue Crowley quien recurrió a la ortografía arcaica para escribir magick (magia en inglés), para distinguirla de los trucos de magia en escena.

Aunque es difícil decir el nombre Aleister Crowley sin evocar ideas de chauvinismo, muchas de las practicantes de la magia sexual son mujeres, otros son wiccanos —una religión neopagana centrada en diosas—  por lo que el egoísmo masculino de Crowley no está integrado en absoluto en la práctica. “Sin hacer daño, haz lo que quieras”. Esta parece ser una de las pocas “reglas” en las que los wiccanos pueden estar de acuerdo, y representan las opiniones de muchas brujas de que practicar magia de cualquier tipo, debería ser para el bien de todos los involucrados.

Si he aprendido algo en la investigación de este tema, es que las brujas y los magos son tan variados como cualquier demográfico, por lo que las respuestas que recibí a mi pregunta sobre ética sexual mágica fueron diversas. Creo que tus intenciones son lo más importante. Usar magia sexual contra otra persona, o para manipular a otra persona, o con una persona que no tenga conocimiento de tu intención puede ser peligroso. Dicho esto, la magia sexual, y la magia en general, es una práctica, y como tal, se cometerán errores en el desarrollo del artificio y los poderes.

“Los hechizos que intentan controlar a otra persona deberían evitarse”, escribe Starhawk en su libro La danza en espiral. “Esto se aplica particularmente a los hechizos de amor enfocados en una persona específica. Más que cualquier otra forma de hechizos, estos funcionan mucho más en la persona que los lanza que en el objetivo deseado”.

Starhawk señala un punto que creo que es importante para los laicos que a veces se sienten un poco confundidos acerca de los hechizos de amor y su relación con el sexo. De hecho sugiere que los hechizos de amor realmente funcionan mejor para atraer el sexo que el amor porque “el amor en sí mismo es una disciplina, que requiere una preparación interna. Los hechizos de amor funcionan mejor para atraer el sexo que el amor. A menos de que tú mismo estés abierto al amor, ningún hechizo lo traerá a tu vida. Sin embargo, puede traerte mucha diversión”.

Courtney Weber es la autora de Brigid: Historia, misterio y magia de la diosa celta y Tarot para uno. En su blog TheCocoWitch.com, enseña “magia real para personas reales”. Ella me contó varias anécdotas de hechizos sexuales, y cómo la llevaron a su esposo. Pero primero, una advertencia: si decides lanzar un hechizo a alguien, incluso para ayudarlo, tienes que usar protección. Una vez, Weber intentó aliviar a su pareja sexual de la ansiedad e ira que él sentía constantemente, y luego, ella sintió su ansiedad e ira fluyendo a través de ella. Él se sintió mejor, pero a través de su hechizo sexual, ella asumió su carga. “¡Debí usar algún tipo de condón psíquico!”.

En su “etapa libertina”, Weber hizo algunos hechizos de sexo/amor que no funcionaron como esperaba. “Hice un hechizo para obtener atención sexual, y terminé en un sótano con un cocainómano”.

Después, hizo un hechizo más específico: “alguien cerca a Nueva York, de 25 a 35 años, que sea muy bueno en la cama”. También pidió específicamente que este deseara una relación, y la posibilidad de matrimonio e hijos en el futuro. “Pero no pedí honestidad”. Así que terminó teniendo muy buen sexo con alguien que ya tenía novia.

Su último hechizo de amor fue hace nueve años. “Envíame la persona correcta. Tengo que confiar en el universo”. Pero ella especificó “nada de hombres casados. Nada de novios” y así conoció a su esposo. “Mi esposo y yo somos practicantes de magia. Cualquier cosa que puedan hacer juntos religiosamente es útil. Incluye el sexo en tu práctica espiritual”.

Para Phillip English, un antiguo practicante de magia que ofrece “brujería de alquiler” en VitkiArts.com, la magia sexual tiene que ver con lo espiritual. “La magia sexual es la gran clave, el gran secreto para todo el trabajo espiritual que hago. Dicho esto, no estoy diciendo que sea como pedir un deseo sexual y ya está, sino que trato de hacer que las personas consideren otras dimensiones de la experiencia que pueden ser muy fructíferas al entender el sexo como un acto mágico”.

English sugiere que el sexo ordinario no es tan diferente de la magia sexual. “Creo que las mejores experiencias que he tenido con una pareja, o parejas, en el acto sexual, es cuando no puedo diferenciarme a mí mismo de mi pareja". Él cree que todo el mundo puede lograr esto y que puede ocurrir con regularidad en “el sexo regular ¿no? Cuando estás con una pareja y no diferencias dónde comienza o termina tu placer y su placer, y empiezas a sentir todo a la vez, cuando te sincronizas así, esa es la clave para un tipo de magia más grande”.

Ansioso por saber algunos detalles interesantes sobre cómo funciona todo esto, le pedía a English que compartiera una anécdota personal. No quiso divulgar nada sobre su pareja actual sin su permiso pero sí nos contó la historia de cómo llegó a ver el sexo como un acto mágico. “Ella estaba encima de mí, temprano en la mañana, en mis veintes, con el sol entrando por la ventana y viendo la luz dorada caer en su cuerpo. En ese momento vi a mi pareja no solo como la persona con la que estaba, sino viéndola como un ser espiritual, la vi como un ángel, eso me abrió a esa experiencia y fue espontáneo y es algo que espero que muchas personas tengan y cultiven”.

Aunque había estado involucrado en la magia y el ocultismo desde que tenía nueve años —fue criado por un mago neopagano—, English seguía siendo como muchos otros jóvenes que piensan que el sexo se trata de conectarse y divertirse, hasta que la belleza de ese momento transformó el sexo en una especie de misticismo, una entrada a lo divino.

Como Alexander lo pone al final de Magia sexual para principiantes, “la magia sexual une el cuerpo y el espíritu. Despierta lo divino dentro de nosotros y nos vuelve a conectar con la fuente, devolviendonos al hogar que nunca abandonamos y el conocimiento que nunca olvidamos. Nos deja vernos a nosotros mismos y a nuestras parejas como los seres increíbles que somos”.

ENTREVISTA
PLAYBOY

TE PODRÍA INTERESAR

RECOMENDADOS

¡Vamos a comer cerdo!

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre de 2017  Desde la comida callejera hasta la

¡Vamos a correr!

Cada año en Colombia se realizan casi 100 carreras en diferentes ciudades del país, incluyendo maratones, medias maratones, carreras recreativas

El poder de la Ayahuasca

La respuesta de Tim fue corta y dulce. “Este es el mejor mensaje que he recibido. Te mando el dato con todo el gusto”, escribió.

FICCIÓN

ÚLTIMOS ARTÍCULOS