¿Cómo mantener la llama?

Imagen por pexels.com

La pregunta no es nueva. Si has estado en una relación larga seguro habrás notado que el deseo de los primeros meses o años cambia (eso en el mejor de los casos, en el peor desaparece y ahí lo recomendable es buscar otros horizontes). En algún punto te empiezas a preguntar ¿Qué está pasando? ¿Será normal? ¿Es solo una etapa? ¿Cuándo me volví un mal polvo?

El miedo a que la relación de pareja se desgaste, y que el deseo sexual se extinga con ella, es una preocupación común. Como en todo lo que atañe a los seres humanos, no hay respuestas definitivas. Navegando en la red podemos encontrar mil y un consejos de cómo mantener el deseo por la pareja, pero la verdad es que no hay una sola manera de hacerlo.

Los consejos de las expertas en relaciones de pareja incluyen la buena comunicación y el esfuerzo por trabajar en el compromiso adquirido con el otro. Sin embargo, esos consejos a veces parecen lugares comunes y resultan difíciles de aterrizar en la práctica.

Como este asunto nos atormenta a todas y a todos, los estudiosos del tema también le han dedicado tiempo a pensar ¿cómo se puede mantener el deseo sexual en las relaciones largas? Por eso, las investigadoras en temas de sexo y relaciones de pareja, Kristen P. Mark y Julie A. Lasslo recogieron más de 64 estudios sobre el este asunto y nos traen consejos, con evidencia científica, para trabajar en un modelo que ayude a las parejas a saber qué hacer cuando ya no dan tantas ganas.

Son muchos los factores que influyen en el deseo sexual. Como podría esperarse, la complejidad de este asunto hace que consideremos tanto las motivaciones individuales (expectativas, atracción, autoestima), las relaciones interpersonales (intimidad emocional, duración de la relación, satisfacción con el otro) y las condiciones sociales (normas culturales, los roles género).

Primero nos hablan del deseo sexual y su inevitable asociación con las relaciones románticas. Se nos ha dicho que la sexualidad es un aspecto fundamental para llevar una vida feliz. Y sí, tiene todo el sentido del mundo que así lo pensemos. Mantener el deseo sexual en las relaciones largas es uno de las preocupaciones de pareja más recurrentes y los problemas asociados a este aspecto son los que se reportan con más frecuencia cuando se habla de bajonazos en la relación o incluso de rupturas. Por eso, las expertas nos traen cinco aspectos fundamentales a la hora de mantener la llama con tu pareja.

Sin embargo, antes de seguir, es importante reconocer que la presión por sentir que la vida sexual debe ser perfecta o que se debe seguir un modelo predeterminado, crea ansiedades en las parejas que no se ajustan a determinados moldes. Por eso, más que una guía, los siguientes puntos son algunos aspectos que deberías considerar si este tema te importa:

Autoestima:

Aceptarnos y querernos como somos es un ejercicio fundamental para tener una vida tranquila. Por supuesto, esto también impacta la sexualidad. Según el estudio, un alto nivel de confianza y autoestima tiene un efecto en mayor deseo sexual. Aquellos que se sienten más sexis y consideran que merecen una vida sexual plena, pueden mantener el deseo con mayor frecuencia en las relaciones largas. Además, en otros estudios se ha demostrado que los altos niveles de confianza son muy atractivos para el compañero; por eso el caso contrario (la baja autoestima o percepciones de rechazo sobre el propio cuerpo), se asocia negativamente con mantener el deseo sexual en el largo plazo.

Expectativas:

Una parte importante que señala el estudio es que, como individuos, esperamos que las cosas se desarrollen de cierta manera. Para las personas que son más conscientes de las fluctuaciones que la vida impone a las relaciones, es más fácil adaptarse a los cambios. La duración de la relación, el estrés por el trabajo, las preocupaciones económicas, los hijos, etc., impactan las relaciones. Solo quienes son capaces de reconocer estos ritmos (incluyendo los diferentes niveles de deseo sexual entre los dos), pueden navegar a través de ellos y salir adelante antes las crisis.

Conocer y satisfacer a la pareja:

Un factor indispensable a la hora de tratar con el otro es la empatía y la disposición a conocerlo y entenderlo. En la vida sexual en pareja no solo es importante conocer qué le gusta y cómo le gusta hacerlo a tu compañero, sino usar esa información para que impacte de manera positiva la relación. La motivación para complacer al otro no solo lo beneficia a él o a ella, sino a nosotros como seres capaces de producir placer. Eso sí, probar cosas nuevas que le gusten a tu pareja no debe pasar jamás por encima de algo que te haga sentir especialmente incómodo, ni tampoco hacer algo solo para evitar que tu pareja no se moleste.

Autoaprendizaje:

La capacidad de expandir nuestros conocimientos se puede (y se debería) llevar al terreno sexual. Desde probar nuevas posiciones, nuevos lugares o crear situaciones que sean atractivas y novedosas para ambos, hará que las prácticas tradicionales se enriquezcan con el amplio abanico que el deseo puede proveer. Oír al otro y ser oído es clave en este punto.

Promover la igualdad:

Afortunadamente cada vez más se oyen voces reclamando el espacio de la igualdad entre las parejas. Esto no tiene que ver úincamente (aunque es quizá el aspecto más importante) con la igualdad entre géneros. El estudio amplía el concepto de igualdad a la contribución equitativa a la relación. Si una persona siente que está dando más que la otra, ese desequilibrio de poder hará que el deseo sexual disminuya. Tanto en las tareas de la casa, como lo mostró este otro estudio, como el esfuerzo emocional de estar atento a las necesidades del otro, puede mantener el equilibrio de poder y del deseo sexual.

 

ENTREVISTA
PLAYBOY

TE PODRÍA INTERESAR

En un Jaguar

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre de 2017  El F-PACE es la joya de

RECOMENDADOS

¡Vamos a correr!

Cada año en Colombia se realizan casi 100 carreras en diferentes ciudades del país, incluyendo maratones, medias maratones, carreras recreativas

FICCIÓN

ÚLTIMOS ARTÍCULOS