Amalia Andrade, una escritora que sana el alma

Hablamos acerca de su niñez, su último proyecto y de lo que significa ser una mujer literata en Colombia

Imagen por Andrés Espinosa

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de agosto-septiembre de 2018

Amalia fue criada por su madre y su tía, quien años después se convertiría en la protagonista de Cosas que piensas cuando te muerdes las uñas. En su niñez, los sábados era sagrado ir a la Librería Nacional, del oeste para comprar un libro y en compañía de su tía, comer un helado de masmelo que, según la escritora, “todo caleño sabe que su sabor es alucinante”. Sin darse cuenta, la lectura se convirtió en un centro de unión muy importante gracias a que era el espacio exclusivo que compartía con su tía, quien según Andrade es el amor de su vida.

A sus cinco años Amalia descubrió que era adoptada y el no saber cuál era su origen la hizo sentir que no era dueña de su propia historia. “Había tantos cabos sueltos que desconocía, es decir, ¿quién es mi madre?, ¿cómo llegué aquí? Físicamente no me parezco a nadie de mi familia, soy radicalmente diferente. Mi mamá es muy morena, yo soy blanca, pecosa y pelirroja. Esto hizo que fuera una niña que se contara historias a sí misma para poder sobrevivir”. Desde aquel momento se empezó a crear la mente de una escritora que a través de sus relatos le daría sentido no solo a su propia vida, sino a la de muchas personas que los leerían.

Ser una mujer literata en Colombia y en el mundo ha sido una “porquería” para Amalia porque, “aún existen quienes creen que los hombres están para contar las grandes historias y las mujeres estamos para contar la vida doméstica o la vida interior y ya te imaginarás qué piensan de una mujer que escribe a mano, ilustra sus libros y quiere sanar corazones con su literatura. Además, estoy vendiendo más libros que muchos de ellos, me odian. Ni siquiera me odian, es como si yo no existiera”. Queda claro que a algunos la presencia de una mujer exitosa que cree que el feminismo no es cuestión de etiquetas, sino de derechos humanos, les debe causar un poco de indigestión.

En la vida siempre hay dos versiones de una historia, una es corta y la otra es larga,
con Amalia Andrade es mejor escuchar la larga.

Con sus tres libros (Uno siempre cambia al amor de su vida por otro amor o por otra vida, Cosas que piensas cuando te muerdes las uñas y Tarot magicomístico de estrellas [pop]) la escritora de 33 años ha vendido más de 300 mil copias alrededor del mundo. Además, su primer libro será publicado por Penguin Random House en Estados Unidos. Gabriel García Márquez, Emma Reyes y Andrés Caicedo son los tres colombianos que han sido publicados por esta editorial y ahora la caleña hará parte del listado.

Amalia cree que la literatura y la vida tienen el mismo significado, y piensa que libros como Madame Bovary son el ejemplo perfecto para tratar temáticas como un mal matrimonio o la infidelidad. Temas que son enterrados por una sociedad que le huye al fracaso, pero ella ha llegado para explicarnos que “está bien estar mal”.

“A mí me gusta hablar de lo invisible, siento que voy a ser como Guillermo del Toro con su respuesta ‘por ser mexicano’, si tengo alma de sanadora es porque soy colombiana. Es porque en este país vivimos con una doble moral muy grande que nos reprime en niveles políticos, sociales, económicos, pero, sobre todo, a nivel emocional, porque la doble moral en este país te invita a publicar y a validar tu experiencia de vida en las cosas positivas y alienarte en las cosas negativas. Yo quiero hablar de lo invisible, que es lo que a Colombia le encanta tapar. Si te divorcias te dicen ‘échale tierra’; si eres la hija por fuera del matrimonio, te aíslan; tienes tusa, te dicen ‘de eso no hables’; pero si estás enamorada te motivan a subir 70 fotos a Instagram. Es hora de hablar de lo que nadie más está hablando”.

·

“Siempre he querido que mis libros propongan diferentes niveles de lectura, y ¿qué puede ser más diferente que leer el tarot? No es leer palabras, es leer imágenes”.

·

Su último proyecto, Tarot magicomístico de estrellas (pop), sigue la línea conceptual de sus dos libros anteriores, en donde la autora ha demostrado su interés por sanar el alma de sus lectores al hablar de lo invisible. “Siento que somos comunidades y la autorrealización solamente existe cuando servimos. Los seres humanos venimos a servir porque entre más conectados estamos, más solos nos sentimos. Entonces nos sentimos reconfortados cuando nos reconocemos en las palabras del otro. Creo que es una manera de aterrizarnos, de decir: ‘Oiga, eso también me pasó a mí’”. La idea de crear un tarot nació hace nueve meses, pero su realización fue de un corto periodo de un mes y medio. “Asumo retos que pienso que van a ser súper fáciles y en verdad no. Tampoco me permito ser mediocre. Estudié a Carl Jung, Alejandro Jodorowsky, T.S Elliot y William Blake”.

Su último libro desmitifica y “explica con el humor característico de Amalia” cómo funciona el tarot, cuál es su origen y cómo usarlo en la vida cotidiana como herramienta de sanación personal. El libro cuenta con 22 cartas ilustradas por la escritora que simbolizan a los Arcanos Mayores representados por diferentes figuras del mundo pop, como David Bowie o Beyoncé. “Siempre he querido que mi libros propongan diferentes niveles de lectura, y ¿qué puede ser más diferente que leer tarot? No es leer palabras, es leer imágenes. A nivel académico, siento que es la concreción más bonita a la que pude haber llegado”.

Amalia se ha destacado por ser una escritora en búsqueda de borrar los límites entre el dibujo y el texto, y el tarot es el punto perfecto para su sublimación. “Si con mis libros anteriores quise enseñar que el desamor y la salud mental no son un tabú, pues quiero decirles que el tarot no es brujería. No hay que haber nacido con un sexto sentido para leerlo. Todos somos capaces de entenderlo. Es un libro que busca que la gente se encuentre así misma para sanarse. No hay una herramienta más poderosa de sanación que el tarot”.

La cultura pop ha estado presente en el crecimiento personal de muchos, aunque no nos demos cuenta. Amalia considera que ha tenido una gran influencia de la cultura pop y para ella ha sido “una batalla demostrar que el conocimiento no solo se produce a través de los marcos académicos. En la cultura pop hay mucho conocimiento y no es bajo conocimiento. Lamentablemente existe una distinción entre alta cultura y baja cultura. En el primer libro mi intención era mostrar que uno puede aprender del amor desde Fragmento de un discurso amoroso de Roland Barthes hasta de Luis Miguel o Juan Gabriel”. El mundo está empeñado en trivializar la cultura pop, pero Andrade está decidida a demostrar lo contrario.

***

El juicio

David Bowie

El Juicio suena a una carta miedosa. No lo es. Este arcano, que condensa toda la energía del tarot, aparece justo antes de El Mundo, que es la concreción y materialización de todos los deseos. Así que antes de premiarse a sí mismos, lo más lógico es hacer una revisión histórica de cómo se han portado para saber si merecen ese premio. Mejor dicho, es el último paso antes de la realización absoluta.

Más que un juez castigador, El Juicio es un arcano increíblemente sabio, y por eso está representado por el mismísimo Bowie. Cuando aparezca esta carta en una lectura, piensen en ser honestos con ustedes mismos, en enfrentar las situaciones observando los hechos (así duelan) en vez de evitar la realidad. Pero en ese proceso es importante ser justos con ustedes mismos y con los demás; es vital tomar decisiones, no desde el castigo sino desde el reconocimiento de la humanidad de todos y, por ende, desde el perdón (a Bowie le perdonamos haber hecho un papel muy extraño en la extraña película ochentera Laberinto, incluso después de verlo lo queremos más). Este arcano invita a ser más nobles y generosos con nosotros mismos y con los que queremos. Todos cometemos errores y de nada sirve ser un loco castigador. ¿Se imaginan a David Bowie castigándose a sí mismo o a los demás sin compasión? No, ¿cierto? ¿Iría por ahí juzgándonos por nuestras ridículas selfies o por los vergonzosos estados de Facebook que a veces ponemos? ¡Jamás! ¿Nos miraría de reojo por procrastinar en Instagram? ¡Nunca! Entonces es hora de ser menos como nosotros y más como David Bowie.

En resumen, este arcano habla de asumir los errores con compasión y humildad, pero habla también de nuevos comienzos, de arrancar de cero y dejar todo lo malo atrás.

Por eso mismo nos invita a deshacernos de actitudes, patrones, personas o adicciones a internet, por ejemplo.

 

Los Enamorados

Portia de Rossi y Ellen DeGeneres

Bueno, de una vez les digo: no se emocionen. Esta carta NO necesariamente significa que se van a casar, que van a conseguir novio por Tinder, que la persona con la que están es el amor de sus vidas y mucho menos que son lesbianas (ya quisieran, yo sé. Nota: eso es un chiste, por si alguien no lo entendió. Esto no es ideología de género).

El arcano número VI, Los Enamorados, acá representados por Ellen DeGeneres y Portia de Rossi, tiene un significado mucho más profundo y complejo que solamente amor. Si algo nos invita a pensar esta icónica pareja es: ¿por qué yo no tengo un amor así? Mentiras, no (ya, prometo no decir más mentiras, lo siento), pero sí nos hace preguntarnos: ¿qué es verdaderamente el amor? ¿Qué valor le doy en mi vida? ¿Qué tipo de relación quiero conmigo o con otros?

Los Enamorados es una carta ambigua (como la manera de vestir de Ellen). Claro que puede hablar de enamoramiento, de atracción por otra persona (a lo mejor alguien casado, o los casados son ustedes), de deseo romántico, de ganas de que suceda pronto una unión. Pero también habla de las responsabilidades que el amor trae consigo, habla de posibles tentaciones en el amor, de elegir entre dos personas, de un posible conflicto emocional.

Sepan siempre que lo más importante de este arcano es que nos invita a preguntarnos por el amor propio, a resignificar el amor romántico en nuestras vidas.

La Emperatriz

Beyoncé

Si La Suma Sacerdotisa y La Emperatriz fueran dos amigas millennials, la primera sería esa amiga sabia que entiende lo que les pasa sin que tengan que decírselo y que además puede o no tener una tendencia a gastar la mitad de su sueldo en tiendas esotéricas para acceder a secretos no revelados. La segunda sería esa misma amiga, pero vestida de Gucci y con una florida afición por el dorado.

Como Beyoncé.

En este instante piensen en Beyoncé en Drunk in Love, en Beyoncé en la foto de su segundo embarazo rodeada de flores de todos los colores, en Beyoncé en Rocket. La Emperatriz es la suma de todo lo que ahí ven, es decir: de sensualidad, creatividad, abundancia, extravagancia, lujos, belleza, arte.

NOTA: no estoy exagerando, esto no lo estoy escribiendo desde mi profundo y desmedido amor por Beyoncé. La Emperatriz en verdad es todo esto.

Cuando aparece La Emperatriz en una tirada puede hablar de aspectos creativos, de profundizar en nuestro lado sexual, de lograr la armonía en una relación importante, o de tomar consciencia de nuestra naturaleza instintiva.

 

ENTREVISTA
PLAYBOY

TE PODRÍA INTERESAR

2017 Playmate Review

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de febrero de 2018 Escoger la Playmate de 2018 entre

En un Jaguar

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre de 2017  El F-PACE es la joya de

RECOMENDADOS

¡Vamos a comer cerdo!

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre de 2017  Desde la comida callejera hasta la

¡Vamos a correr!

Cada año en Colombia se realizan casi 100 carreras en diferentes ciudades del país, incluyendo maratones, medias maratones, carreras recreativas

El poder de la Ayahuasca

La respuesta de Tim fue corta y dulce. “Este es el mejor mensaje que he recibido. Te mando el dato con todo el gusto”, escribió.

FICCIÓN

ÚLTIMOS ARTÍCULOS