7 Playmates vuelven a hacer sus icónicas portadas

“Una vez eres una Playmate siempre lo serás”. Desde el principio, Hugh Hefner dijo que no hay tal cosa como ser una ex Playmate. Una vez eres bienvenida a la familia Playboy, siempre tendrás una familia. Hemos querido celebrar a esas mujeres que han hecho Playboy lo que es – belleza exuberante, sexo y la belleza del sexo – invitamos a siete Playmates muy especiales a través de los años para que recrearan sus portadas icónicas. En el proceso, nos recordaron que la belleza no tiene edad, el sex appeal es atemporal y la exuberancia es eterna.

KIMBERLEY CONRAD HEFNER

Playmate del año 1989,  Playmate enero 1988

“Soy de Alabama, EEUU, pero crecí en Vancouver, Canadá. ¡La dulzura viene del sur! La plata no compra los modales. Me mudé a Los Angeles y – boom- ahí pasó todo. Hef y yo empezamos a salir, nos casamos, tuvimos hijos y el resto es historia. Hubo un mal entendido que yo había dado fin a las fiestas en la Mansión. No tuvo nada que ver conmigo. Las Playmates seguían viniendo, pero era lindo que llamaban y decían ‘Hola, ya voy para allá’ Avisábamos en la oficina y listo. La casa estuvo siempre abierta. Era el restaurante de moda y el club deportivo con membresía 24/7. Nunca le dijimos que no a nadie. Era chévere saber que iba a haber gente en tu casa cuando bajabas al primer piso en la mañana. [Risas] Las puertas siempre estuvieron abiertas. Era una época diferente, ¿sabes?”

CHARLOTTE KEMP

Playmate diciembre 1982

“Mi compañera de cuarto era Jill DeVries. Ella ya era Playmate y me decía, ‘¡Tienes que hacer Playboy con esos senos!’ Yo le decía que no. Entonces una tarde nos emborrachamos y fuimos a la casa Playboy en Chicago. Nunca había hecho algo desnuda. Todavía era virgen. Era un sábado en la noche. En la mañana del domingo había una limosina en mi casa para llevarme a L.A. El lunes hicimos las fotos. Fue un cambio total. Tenía un equipo de Playmates. Eramos diez chicas y corríamos maratones por todo el país, recogiendo dinero para diferentes fundaciones”.

CATHY ST. GEORGE

Playmate agosto 1982

“Amo la música disco, ¿Qué puedo decir? Hice mi fiesta en Studio 54 cuando mi portada salió. Fue muy divertido. Ya había estado casada y había trabajado como ejecutiva en una compañía. Cuando vine a L.A., no estaba planeando en ser una modelo. ¡Nunca había sido modelo! Era una vida completamente nueva, tenía 27 años, entonces era más madura, pero seguía siendo una loca. Monique era mi cómplice y ¡éramos muy malas! No recuerdo una gran parte de los ochenta. Si lo vives, no lo recuerdas”.

MONIQUE ST. PIERRE

Playmate del año 1979, Playmate noviembre 1978

“Era modelo de moda al principio. Era medio reconocida antes de Playboy. Cuando salió mi edición todo explotó. Amé mi experiencia. Viví en la mansión durante un año, Hef me dijo, ‘créeme, estás pagando tu renta porque haces sentir muy cómodas al as chicas al venir a la casa’. Siempre he sido un poco mamá. Siempre estaba pendiente de las chicas y todavía lo hago. Manejo una casa para mujeres adictas a drogas y alcohol. Lo que hago ahora es un honor y un privilegio. Puede ver presenciar milagros”.

RENEÉ TENISON

Playmate del año 1990, Playmate noviembre 1989

“Cuando hice Playboy, había un poco de controversia porque fui la primera Playmate del año negra y algunas mujeres decían que estaba siendo un objeto. Pero yo dije, ‘bueno, si tú eres pro escoger, ¿no debería tener el derecho a escoger lo que quiera hacer?’ Si quería posar desnuda,
¡debería ser capaz de posar desnuda! Cuando la edición salió la respuesta fue positiva en un 90% y el otro 10% no les gustó. Si miras para atrás, todas las grandes modelos desde Christy Turlington hasta Naomi Campbell han posado desnudas. Lo veo como arte. No todo el mundo lo ve de esa manera, pero esa es la forma en la que yo lo veo”.

CANDACE COLLINS

Playmate diciembre 1979

“Aparecí en ocho portadas de Playboy 8 (dos en EEUU y seis internacionales) y la primera vez fue todo muy borroso. Yo era una Conejita en el Club Playboy de Chicago y había hecho muchas fotos de promoción. Hasta tuve un afiche de tamaño real en todos los clubes alrededor del mundo para promover la venta en los clubes. Las personas que trabajaban en Playboy era muy amigos míos y me llevaban a los estudios a veces. Hice muchas sesiones de prueba y nunca supe cual le gustaría a Hef. Era un trabajo, y como cualquier trabajo había que hacerlo perfectamente. Ahora sé lo especiales que fueron esas fotos y me siento muy afortunada de haber hecho parte de una hermandad tan única.

LISA MATTHEWS

Playmate del año 1991, Playmate abril 1990

“Estaba en una agencia de modelaje normal en L.A. y amiga había hecho su centro de página. Creo que nunca había visto la revista. Trabajábamos juntas en Utah y fuimos a comprar su edición. Probablemente fuimos a un 7-Eleven. Me llevó a hacer una prueba y la semana siguiente hice una sesión. Fue, ‘¡estás adentro, haremos la sesión ya mismo!’ Cuando salió, recuerdo que estaba viajando y la gente se me acercaba y me decía, ‘tu nombre es Lisa, ¿cierto?’ luego decían, ‘creo que te he visto en una revista que sale a nivel nacional’. Me senté y dije ‘¿cuál?’ ¡Como si fuera necesario decir el nombre Playboy! El mejor sitio donde me sucedió esto fue afuera del Vaticano en Roma”.

 

Fotografía por: Ben Miller and Ryan Lowry
Styling por: Neva Kaya and Caitlin Disney
Peinado y maquillaje por: Karina Moore and Stella Mikhail
Agradecimientos especiales para Evan Woods and Katie Bell Moore

ENTREVISTA
PLAYBOY

TE PODRÍA INTERESAR

RECOMENDADOS

¡Vamos a comer cerdo!

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre de 2017  Desde la comida callejera hasta la

¡Vamos a correr!

Cada año en Colombia se realizan casi 100 carreras en diferentes ciudades del país, incluyendo maratones, medias maratones, carreras recreativas

El poder de la Ayahuasca

La respuesta de Tim fue corta y dulce. “Este es el mejor mensaje que he recibido. Te mando el dato con todo el gusto”, escribió.

FICCIÓN

ÚLTIMOS ARTÍCULOS