7 consejos para volver a la rutina luego de vacaciones

  ¿Cómo volver a la rutina después de vacaciones?
Imagen por energepic.com y rawpixel.com para Pexels

Cuando eras pequeño y se acababan las vacaciones tenías todo el derecho de hacer pataleta, llorar y decir que no querías volver al colegio. Cuando creces, como tantas otras cosas que nos pasan al hacernos adultos, nuestra posibilidad de hacer pataleta se reduce a una queja con el de al lado o a hacer un tuit añorando los bellos días de descanso.

Por estos días ya varios volvieron a la universidad, o al trabajo, luego de las vacaciones. Junio, julio, mundial, el receso de los colegios, el verano en los países del norte, todo parecía gritarnos: ¡vacaciones!, pero ya sabemos que todo, incluyendo lo bueno, tiene su fin.

No es necesario ponernos trágicos, pero si eres una de esas personas que se siente apagada luego de esos días de descanso, probablemente estés sufriendo del “Síndrome posvacaciones”. Si navegas un poco por internet te darás cuenta de que no estás solo. Muchas personas se sienten de manera similar, a tal punto que este síndrome está incluido en el DSM IV, que es la biblia de los trastornos, síndromes y enfermedades mentales.

Desde la psicología se considera una sensación de malestar que se genera por la incapacidad de adaptarse al trabajo luego de que se acaban las vacaciones.

Si te sientes triste luego de volver a la rutina, PLAYBOY te trae algunos consejos para sobrellevar el aterrizaje.

  1. Aceptar…pero no sobredimensionar

El primer paso es aceptar que lo que sientes es muy común y que puede ser más profundo que un ligero malestar. No es pereza, es tu cuerpo y tu mente que al volver a la rutina tienen que lidiar con la carga de los días previos en otros asuntos. Las vacaciones traen actividades, viajes y emoción. Esos momentos emocionantes se agotan en la rutina, pero eso no significa que acabe completamente la diversión.

  1. Date un periodo de readaptación

Como cualquier transición, esta necesitará tiempo y ciertos esfuerzos. Ya que sabes que es normal que te sientas así, es mejor anticiparte para esta y para futuras ocasiones. Esto significa que, de ser posible, trata de no entrar al trabajo o a clases apenas acabes de volver de un viaje. Con por lo menos dos días de adaptación podrás ir acomodando tus horarios de sueño y de comidas, que habitualmente se ven trastocados por las vacaciones.

  1. Reconócelo: volver a la rutina trae beneficios

Las vacaciones no necesariamente son sinónimo de descanso. En algunos casos implican un gran esfuerzo por el afán de querer hacer muchas cosas que no haces cuando estás ocupado. Además, si tu periodo de aparente descanso estuvo acompañado de reuniones familiares, para algunas personas esto puede ponerle más presión a esos días que en teoría eran para relajarte. Volver a tu rutina te lleva a un territorio que ya conoces y que seguramente manejas mejor.

  1. Aprovecha el regreso como un nuevo comienzo

¿Qué ha pasado con los propósitos de año nuevo? Ya pasó la mitad del año y si la lista aún no tiene tachados muchos de los puntos que te propusiste, volver de vacaciones puede ser un buen momento para hacerlo. También es el momento ideal para empezar clases de eso que has postergado por tanto tiempo.

  1. Haz cosas divertidas

Haz cosas que te den ánimo. Rutina no debe ser sinónimo de aburrimiento. Programa actividades que te gusten, reencuéntrate con amigos, ve a cine (con o sin compañía), redescubre tu ciudad. A veces tenemos un sinnúmero de cosas que tenemos cerca y no las aprovechamos.

  1. Dale una ayuda a tu salud

Durante las vacaciones tendemos a comer más de la cuenta y a comer sin filtro sobre lo que consumimos. Aprovecha que el regreso a casa y a la rutina te den orden y puedas cuidarte en lo que comes.

  1. Planea las futuras vacaciones

No. No se trata de sentarse a buscar pasajes para evadir tus responsabilidades el primer día de regreso. Más bien se trata de planear tu tiempo a futuro con buena organización para balancear tus rutinas con esas escapadas. Como indica Humbelina Robles Ortega, investigadora del departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la Universidad de Granada, si repartes varias actividades cortas a lo largo del año y no en un solo periodo, tendrás la sensación de que todo el tiempo estás combinando tus responsabilidades, con actividades llenas de diversión.

Finalmente, respira profundo. Quéjate si tienes que quejarte, pero deja que el malestar pase rápido y asume que el trabajo (o el estudio), traen momentos gratificantes también. Todos añoramos las vacaciones, pero la verdad es que no las apreciaríamos tanto si no tuviéramos una rutina con la cual compararlas.

ENTREVISTA
PLAYBOY

TE PODRÍA INTERESAR

2017 Playmate Review

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de febrero de 2018 Escoger la Playmate de 2018 entre

RECOMENDADOS

¡Vamos a comer cerdo!

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre de 2017  Desde la comida callejera hasta la

¡Vamos a correr!

Cada año en Colombia se realizan casi 100 carreras en diferentes ciudades del país, incluyendo maratones, medias maratones, carreras recreativas

FICCIÓN

ÚLTIMOS ARTÍCULOS