20 preguntas: Iggy Pop

Revive esta entrevista de 2014 al líder de Iggy and The Stooges
Imagen por Gavin Bond

Marzo, 2014

P1

PLAYBOY: En estos días, los Stooges son venerados por haber creado un modelo para el punk rock. Reuniste a la banda en 2003 y hace cuatro años ingresó al Salón de la fama del Rock and Roll. Cuando saliste de Michigan a fines de la década de 1960, ¿la gente estaba tan entusiasmada como ahora?

POP: ¡Claro que no! Hubo momentos en que la gente de la primera fila babeaba o simplemente nos miraba fijamente, hipnotizados, y eso era lo mejor que nos podía pasar. Luego todo iba empeorando. Podía haber una primera fila enojada, una primera fila desconcertada, una primera fila indiferente.

Un espectáculo en particular fue doloroso pero chistoso si se ve en retrospectiva. Fue cuando estaba tocando solo en la década de 1980, uno de mis períodos más locos antes de mi última gran limpieza. Estaba un poco aburrido con la banda que tenía, así que tomé dos LSD Orange Sunshine antes de subir al escenario. La banda comenzó a tocar la primera canción, y mientras lo escuchaba pensé: Esto suena a mierda. Entonces dije: “¡Deténganse! ¡Deténganse! Prueben con otra”. Revisamos todo nuestro repertorio, pero no estaba satisfecho con ninguna canción, así que me fui del escenario. Mi manager de tour, Henry, me agarró y dijo: “No tenemos dinero para llegar a la próxima ciudad. ¡Vuelve a subirte ahora mismo!”. Rompí una botella de Jack Daniels en mi baño esa noche. Estaba furioso. Pero mira, un año después la gente decía: “Estuve en ese show. ¡Ha sido lo más sorprendente de mi vida!”. Tenía períodos en los que decidía hacer una gira sin dientes frontales, pensando: “¡Eso los enloquecerá!”. Pero mantuve un alto nivel de preparación detrás de toda la locura del show. No hice malos conciertos.

P2

PLAYBOY: Has dicho que los Stooges “no se vieron afectados ni una vez por el rechazo total y la pobreza extrema”. Parece como si supieras que era una gran banda, sin importar cuántas veces la gente dijera que era una mierda.

POP: Sí, lo pensaba. Eso fue lo que me desgarró. No solo pensaba que éramos mucho mejores que otras bandas que lo pasaban mucho mejor por esa época, sino que pensaba, y sigo pensando, disculpándome de antemano, que todas son una mierda. [Risas]. Casi todo el negocio del rock es un gran cerro de mierda y si la civilización cae, será culpa de ellos, no de los míos.

P3

PLAYBOY: ¿Qué bandas son una mierda? ¿Quieres dar nombres?

POP: No, no puedo hacer eso. Cuando me siento aquí contigo, traigo a mi parte más diplomática para no tener que pasar por la pobreza y el rechazo de nuevo. Estamos aquí juntos, el diplomático y yo. Parte de mí piensa: Di la verdad, que son una mierda, di exactamente cómo te sientes. Tengo que contener esa voz a veces.

P4

PLAYBOY: Dada la fe que tenías en los Stooges, ¿te sientes reivindicado ahora cuando las personas reconocen la importancia del grupo?

POP: Esta ha sido la década más segura y relajada de mi vida. Veo gente realmente interesada cuando hacemos conciertos. Son felices, ahora más que incluso hace tres años. Por supuesto, si tocas en el Austin City Limits Music Festival a las cinco de la tarde y la madre de alguno los trajo a ver a los Red Hot Chili Peppers, estarán tuiteando: “¡Esta banda anticuada es estúpida! ¡Sáquenlos del escenario!”

P5

PLAYBOY: ¿Quién es el mejor artista en vivo que hayas visto?

POP: James Brown es fantástico. Tina Turner fue increíble en cierto punto. Tuve la suerte de ver a Nirvana dos veces, en pequeños clubes: menos de 200 personas. La segunda vez, Kurt Cobain dijo, “Eres una maldición. Cada vez que vienes a nuestros conciertos tocamos como una mierda”. Me llamó una noche, más allá de la hora de acostarse, y dejó un mensaje en mi teléfono: “Reunámonos en el estudio”. Lo llamé por decencia. No me moría por grabar con él. No quiero hacer nunca una suplantación de Muddy Waters, ¿me entiendes?

P6

PLAYBOY: Mientras crecías en Michigan siendo James Osterberg, tu familia vivía en un remolque. ¿Ese es un hecho relevante para el tipo de música que haces?

POP: De cierta forma. Era un pequeño campamento de remolques en la mitad de la nada, junto a la autopista 23 de los Estados Unidos, una carretera de dos carriles. Era hermoso, estaba rodeado por una cantera de piedra donde se podía nadar y un bosque profundo donde había animales y también fríjoles, maíz y campos de trigo. Siempre me sentí diferente porque vivía en un remolque y los otros niños vivían en casas. Fui a la secundaria en Ann Arbor y mi amigo más cercano era Kenny Miller, su papá, Arjay Miller, dirigía Ford Motor Company en ese momento. Kenny cogió mi libro de tareas durante la clase y escribió: “Osterberg se la chupa a los perros”, y luego me lo devolvió. Algunos de los niños más malos vinieron un día para visitar y sacudir mi remolque. Me causó una especie de rabia que mantengo. Lo curioso fue que la gente que no me conocía más tarde les decía a los chicos de mi banda: “Ese tipo es un niño rico, ¿verdad? Porque camina como si fuera el dueño del lugar”.

P7

PLAYBOY: Solo para que no quede ninguna duda, ¿se la has chupado a los perros?

POP: [Risas] No, nunca lo hice. Nunca se lo he hecho a nadie.

P8

PLAYBOY: ¿Había algo de privacidad cuando vivías con tus padres en ese remolque?

POP: No. Mucho después me di cuenta de que la gran ventaja de vivir en un remolque fue que aprendí a ser civilizado. Tres personas, día y noche, en un remolque de 150 metros cuadrados, y eso que ese fue el más grande que tuvimos. Antes de eso, era de 120 metros cuadrados. Mis padres eran personas muy restrictivas. No había alcohol en la casa. En quinto o sexto grado empecé mi camino en la música. Si eso no hubiera sucedido, probablemente sería un predicador fundamentalista en este momento, un Jimmy Swaggart. “¡Envíame tus dólares!”

P9

PLAYBOY: Después de que la gente te conoce, generalmente dicen: “Oh, él no es como yo esperaba”. ¿Esperan un zombie babeante y gritador?

POP: Alguna gente sí. Cuando eres más joven, estás llegando a todo el mundo porque tienes que mostrarles quién eres y probarlo. Más tarde, si consigues algo, cambian las cosas; todos vienen hacia ti. Te llega gente loca. Siempre hay algo raro. El clásico es que no me llega un conductor de limusina, sino un percusionista de congas. No llega un plomero sino un dramaturgo. Hace mucho tiempo, durante mis diferentes períodos de soltería, algunas compañeras sexuales no entendían. Me decían: “Por favor, eres Iggy Pop, ¡Dame látigo! ¡Golpéame! ¡Dame duro, dame duro!”.

P10

PLAYBOY: ¿Cuál es tu gusto en el sexo?

POP: Un poco oscuro. [Risas]. Me gustan los tonos más oscuros. Tonos de piel y todo lo que conlleva. Pero no voy a dar detalles. Lo siento. Ahora soy más reservado que antes.

P11

PLAYBOY: Aquí hay algo más en contra del estereotipo: Tienes una colección de arte, ¿verdad?

POP: Cuando vivía en Nueva York en la década de 1990, el bailarín de Broadway Geoffrey Holder tenía una gran colección de arte haitiano. Lo subastó en el sótano de Sotheby's y me encantó ese arte toda mi vida. Estaba recién separado y sentía ganas de gastar mi dinero en algo que me gustara. “¡No voy a tener ninguna 'discusión familiar' sobre esto!” Fui a Sotheby's y compré algunas cosas que Geoffrey tenía. Hector Hyppolite es el más valioso, económicamente, de todos los artistas haitianos y tengo una de sus piezas que conseguí a través de Geoffrey. Tengo un par de Edouard Duval-Carriés, algunos Andre Pierres y George Liautauds. Puedo sentarme con una pintura o una escultura durante horas de la misma manera que alguien más ve su programa de televisión favorito. No necesito que las cosas se muevan.

P12

PLAYBOY: Probablemente no tomes Orange Sunshine antes de los conciertos en esta época, ¿le dijiste adiós al alcohol y a las drogas?

POP: Bebo vino tinto ahora. Me muevo entre el Burdeos y el Barolos. Pero estoy sobrio como una piedra en el trabajo. Siempre. Durante los primeros cinco años de este siglo usé ¿Zantac? ¿Xanax?  No, eso es diferente. Está en la televisión; están en Walgreens para ayudar a las mujeres a hacer sus tareas domésticas más rápido. Speed Legal. Hubiera tomado de esos en la época de los Stooges. Antes de eso bebía tres Red Bulls previo a un show y luego estaba eructando y con agrieras. He estado limpio, en el escenario, durante unos ocho años. Me tomo dos o tres grandes expresos por la tarde en el hotel antes del trabajo. Eso me despierta lo suficiente como para ponerle atención a lo que viene. La persona que soy ahora no podría haber escrito I’m Sick of You y cantarla con la misma autoridad que tenía en 1977. Si lo hiciera, la gente se avergonzaría de mí.

P13

PLAYBOY: ¿Qué premio te gustaría ganar?

POP: Tengo un asistente y cuando no hemos hablado durante unos días, lo llamo y le pregunto: “Oye, Spencer, ¿recibí el Premio Nobel?” Y él responde: “No”. Eso sería bueno. Piensa en toda la paz que hemos causado los Stooges y yo, corriendo por el mundo y calmando las cosas al representar todo eso violento en escena.

P14

PLAYBOY: Has escrito muchas canciones sobre la muerte y el álbum de Stooges del año pasado se llamó Ready to Die. ¿Qué dirá la primera parte de tu obituario?

POP: ¡Ay, querido! Probablemente me llamen “inventor del buceo en escena”. Tengo una casa en las Islas Caimán, donde hay tiburones. Cuando voy a nadar, pienso, ‘hombre, un ataque de tiburón resolvería muchos problemas’. En serio, no quiero tener una vida asistida o vivir en un asilo de ancianos, así que espero un ataque de tiburones. Eso sería bueno.

P15

PLAYBOY: apareciste recientemente en un anuncio de Chrysler, lo que sorprendió a algunas personas. También autorizaste el uso de Lust for Life a la línea de cruceros Royal Caribbean. ¿Cómo te sientes al hacer comerciales?

POP: He hecho bastantes, incluso para seguros de automóviles y perfumes. Así me siento al respecto: estuve muy molesto durante las décadas de 1970, 1980 y 1990, porque tuve que sufrir por la música que pretendía ser arte, pero era corrupta. Era algo comercial con pinta de arte, hecha por un hombre de negocios con una guitarra, presentado por un gordo de mierda en tirantes y gorra de béisbol en una maldita emisora de radio que escoge qué mierda oye la gente. Nunca hice nada de eso con mi música. Nada de eso. Cuando hago un comercial, vas a saber que es un comercial. La mayoría de las personas a las que les gusta lo que hago son conscientes de lo que pasé y están felices de que finalmente pueda obtener un techo sobre mi cabeza y recibir un pago de alguna manera, que finalmente tenga justicia.

P16

PLAYBOY: ¿Cuándo comenzó a mejorar tu situación financiera?

POP: Empecé a organizarme a mediados de la década de 1980, después de que David Bowie grabara nuestra canción China Girl. Todavía es una muy buena fuente de ingresos. Ese fue el comienzo de algún tipo de éxito. Compré una propiedad en Bleecker Street y luego compré una casa en Miami en 1998 y he estado ahí desde entonces. Viví en Nueva York por 20 años. Es una ciudad difícil y gané.

P17

PLAYBOY: Bowie sacó un álbum muy bueno el año pasado, pero ha habido rumores de que tiene cáncer. ¿Puedes decirnos algo sobre eso?

POP: No puedo contarte nada sobre él en absoluto. La última vez que hablamos fue hace 10 años. Me llamó para hacer un par de cosas cuando era curador del festival de arte Meltdown en 2002, pero tuve un conflicto de horario. Tuvimos una agradable conversación y eso fue todo.

P18

PLAYBOY: La gente en Twitter estaba incrédula cuando cumpliste 66 años el año pasado. ¿Qué es lo que más te sorprende de envejecer?

POP: ¡No es tan genial! [Risas]. Escucha, no recomiendo envejecer como una estrategia de felicidad. La mayor parte de mi vida he sido indiferente a lo que otras personas sienten. Ahora me estoy ablandando un poco. Eso es sorprendente. Aparte de eso, extraño a mis papás. Siento que no lo hice lo suficientemente bien para ellos. Si hubiera tenido una carrera diferente, hubiera sido mejor para mis papás. Eso me molesta. Especialmente mi mamá. Ella murió a mediados de la década de 1990, cuando todavía era una de esas oscuras figuras estadounidenses. Aparecía en un programa de televisión y decía: “¡Hijo de puta! ¡Hijo de puta!”. Le decía a mi papá: “Ay, me gustaría que Jimmy no dijera 'hijo de puta'”. [Risas]. Desearía que ella hubiera podido ver parte de mi éxito mundano.

P19

PLAYBOY: ¿Recibe algo de la Seguridad Social?

POP: No. Me dijeron que esperara; al parecer la cantidad que te dan aumenta si esperas. Tuve el instinto de no depender del gobierno. Tengo tres pensiones sindicales y mi propia pensión. No estoy seguro de que la Seguridad Social esté ahí para mí. Eric Cantor podría decir: “¡No hay dinero para ti, Iggy Pop!”

P20

PLAYBOY: ¿Aprovechas las entradas de cine con descuento?

POP: No, pero mi gerente comercial ha intentado durante 16 años que me una a AARP, la asociación sin ánimo de lucro para mayores. Cada año me envía un folleto con una pequeña nota: “Jim, realmente deberías investigar esto. Obtienes grandes descuentos”. Y yo la mando directamente a la basura, todos los años. ¿AARP? ¡No quiero oír hablar del maldito AARP!

ENTREVISTA
PLAYBOY

TE PODRÍA INTERESAR

Tom Petty
20 preguntas: Tom Petty

P1 Diste una dura batalla en los medios para que tu disco Hard Promises costara menos de U$8.98, ¿cuánto va

RECOMENDADOS

¡Vamos a comer cerdo!

Este artículo sale en la edición impresa de PLAYBOY COLOMBIA de diciembre de 2017  Desde la comida callejera hasta la

¡Vamos a correr!

Cada año en Colombia se realizan casi 100 carreras en diferentes ciudades del país, incluyendo maratones, medias maratones, carreras recreativas

El poder de la Ayahuasca

La respuesta de Tim fue corta y dulce. “Este es el mejor mensaje que he recibido. Te mando el dato con todo el gusto”, escribió.

FICCIÓN

ÚLTIMOS ARTÍCULOS