Sexy por Accidente

Amy Schumer vuelve a demostrar su talento con una comedia que ataca las convenciones y prejuicios de la sociedad contemporánea sobre el cuerpo femenino
Imagen por Cine Colombia

Amy Schumer es una fuerza de la naturaleza y una de las mejores comediantes de la actualidad. Su programa de televisión (Inside Amy Schumer) es toda una delicia, al igual que su maravillosa cinta Trainwreck, dirigida por el genio de la comedia Judd Apatow.

Ahora ella protagoniza una nueva película llamada I Feel Pretty, escrita y dirigida por Abby Kohn y Marc Silverstein, las personas detrás de la bonita Never Been Kissed y de la horripilante How To Be Single.

Aquí, Schumer interpreta a Renee Bennett, una mujer que trabaja para la página web de una lujosa empresa de cosméticos fundada por la exitosa Lily LeClair. Renee es una mujer que ha sido rechazada por una sociedad que no admite el sobrepeso femenino, por lo tanto, ella y sus amigas (encarnadas por Aidy Bryant y Busy Phillips) deben soportar la ausencia de visitas en las páginas de citas, el desdén generado por los encargados de los gimnasios y la falta de tallas adecuadas en las tiendas de ropa. Un accidente en un gimnasio sumado a un exceso de ver películas fantasiosas como Big, lleva a Renee a tener una lesión cerebral que le genera una dismorfia corporal muy particular: ella termina viéndose como si fuera una mujer bella y atractiva, mientras que todos la siguen viendo igual que siempre y es aquí donde está el núcleo central de la película.

·

Amy Schumer no teme a mostrar su cuerpo con todas sus imperfecciones en la pantalla y posee un maravilloso sentido del cinismo y del humor. Eso la convierte en la actriz perfecta (con el perdón de Melissa McCarthy y Rebel Wilson), para que su personaje de Renee realmente funcione.

·

Los secundarios como Michelle Williams (quien encarna a Avery LeClair, la nieta de la fundadora con una molesta voz hiperaguda), Lauren Hutton (como la sensata Lily LeClair), Emily Ratajkowski (como una mujer de cuerpo y rostro perfecto que se hace amiga de Renee), Rory Scovel (como el novio semi-nerd de Renee) y Tom Hopper (como el apuesto hermano de Avery), logran construir unos personajes adorables y sólidos gracias a unas muy buenas interpretaciones.

Esta cinta ha sido acusada de ser sexista e hipócrita y de enviar un mensaje contradictorio. Sin embargo, si se supera la frontera de lo políticamente incorrecto, se podrá ver a Amy Schumer del mismo modo como su personaje se percibe a sí misma: una mujer segura de sí misma, hermosa, voluptuosa, inteligente, real, sexy y muy, muy, muy graciosa. Quienes sabemos lo que puede llegar a lograr Schumer en la comedia, encontraremos también a I Feel Pretty como una cinta imperfecta y que a veces peca de dulzona, pero que logra de todas maneras evidenciar y resaltar el talento de su protagonista.

PROS:

Una punzante sátira sobre la anatomía femenina y la aprobación social

CONS:

No explota como debe ser el talento de Schumer

(Dos conejitos y medio)

ENTREVISTA
PLAYBOY

TE PODRÍA INTERESAR

RECOMENDADOS

¡Vamos a correr!

Cada año en Colombia se realizan casi 100 carreras en diferentes ciudades del país, incluyendo maratones, medias maratones, carreras recreativas

FICCIÓN

ÚLTIMOS ARTÍCULOS