El sexismo está dañando el planeta

¿De qué manera afecta el sexismo al medio ambiente?
Imagen por Tithi Luadthong

En un estudio reciente que exploraba las razones del por qué nos estábamos quedando atrás en el consumo sostenible, los investigadores encontraron que la de idea de lo “eco-amigable” está por completa en la esfera de lo femenino. Eso significa que una cantidad significativa de hombres creen que ayudar con la causa del medio ambiente es poco masculino, por lo tanto es menos probable que intenten hacer algo por el planeta.

“Las sociedades en occidente se basan en la idea de que Dios creó el mundo y que se lo entregó al Hombre para que lo controlara”, dice Lyndsay Kirkham, profesora retirada y ecofeminista. “En esto radica la diferencia de la relación que tienen hombres y mujeres con la ecología… y el porqué los hombres tienen tantas dificultades para acercarse a ella”.

Y para cosas difíciles están los hombres. En su investigación, los científicos encontraron que los hombres eran particularmente sensibles cuando se enfrentaban a la noción de hacer algo femenino, además la percepción de los hombres sobre lo que podía o no ser femenino dependía en gran medida de la marca. A algunos de los sujetos de prueba se les preguntó por sus preferencias entre las bolsas reutilizables (de niñas) y las bolsas de plástico (de machos), las tarjetas de regalo con flores o las tarjetas de colores planos, incluso para escoger los productos de limpieza se basaban en el empaque. Uno de los estudios tuvo lugar en un concesionario de BMW en China, allí encontraron que había más posibilidades de que los compradores (hombres) evitaran los modelos híbridos, aquellos que son amigables con el medio ambiente. Sin embargo esto era hasta que el lenguaje de marketing se cambiaba a uno que sonara más masculino. En cualquier escenario en el que el consumidor veía su masculinidad amenazada, se inclinaba por la opción más masculino, incluso si esta era terrible para el medio ambiente. Esto lleva a que los hombres dejen una huella de carbono significativa en comparación con la de las mujeres.

Así te encante la idea de comprar ese SUV poderoso que consume cantidades de gasolina exorbitantes en vez de un Prius, tal vez deberías considerar el impacto que tienen tus decisiones en el mundo.

“La noción de género que se tiene de que las mujeres ‘tienden a la tierra’ o que ‘deben nutrir un espacio’ como si fueran los esplendorosos jardines del Eden, hace que los hombres sientan una desconexión inmediata con la ecología”, explica Kirkham. “También podemos hablar de que el activismo ecológico creció a la par con la segunda ola del feminismo en 1970, lo que hizo que este campo se asociara directamente con el activismo que tenía a las mujeres como centro”.

Sin los hombres a bordo, el medio ambiente continuará su decaída. Aunque suene un poco alarmista o amarillista, a la mayoría de nosotros nos gusta tener aire para respirar y comida fresca para comer, así que probablemente sea buena idea empezar a generar cambios. Mientras que los investigadores piensan que la solución es vender la vida sostenible de una manera más masculina, Kirkham dice que ya es hora de que los hombres, en especial los denominados machos, re-evalúen su idea de la masculinidad.

“[Los hombres] tienen que reconocer que esto no es una invitación o un favor que están haciendo [cuidar el medioambiente]. De la misma manera en que se espera que funcionen sin ser sexistas, se espera que cuiden el planeta y reconozcan su responsabilidad con el mundo en el que habitan”, dice.

Así te encante la idea de comprar ese SUV poderoso que consume cantidades de gasolina exorbitantes en vez de un Prius, o la idea de reciclar porque crees que es estúpido, tal vez deberías considerar el impacto que tienen tus decisiones en el mundo. Nadie está diciendo que ahora tienes que tomar buses, pero manejar un carro que consuma menos gasolina puede ayudar a mantener el ambiente limpio. Reciclar las botellas de la cerveza que tomas mantiene alejado el vidrio de los rellenos sanitarios, y evita que los desechos industriales lleguen al océano.

Pero tampoco te intereses en el medioambiente solo por las generaciones venideras, préstale atención porque estás siendo un egoísta de mierda. “Los hombres no deberían verse obligados a cuidar la tierra solo por los niños potenciales que están dejando sin hogar. También, se trata de lo que sucede en este momento, y de la cantidad de manspreading que están haciendo en el espacio en el que viven ", advierte Kirkham.

Básicamente, reducir, reciclar y reutilizar no son cosas de niñas, pero sí son cosas que estás dejando de hacer por un tipo masculino pero a la larga egoísta. Así que ve afuera, cuida el planeta, aprópiate de él, controla su abundancia. Es tuyo, y es el único que tienes así que trata de no destruirlo ¿vale?

ENTREVISTA
PLAYBOY

TE PODRÍA INTERESAR

RECOMENDADOS

¡Vamos a correr!

Cada año en Colombia se realizan casi 100 carreras en diferentes ciudades del país, incluyendo maratones, medias maratones, carreras recreativas

FICCIÓN

ÚLTIMOS ARTÍCULOS